LA TERMINACIÓN DE LOS CONTRATOS

Publicado: septiembre 25, 2012 en DERECHO CIVIL
Etiquetas:, ,

Art. 1.159 C.C: “Los contratos tienen fuerza de Ley entre las partes. No pueden revocarse sino por mutuo consentimiento o por las causas autorizadas por la Ley”. Recordar la acepción de “revocación”, se refiere al disenso: “Conformidad de las partes en disolver o dejar sin efecto el contrato u obligación entre ellas existente”. (RAE)

1. La disolución

Art. 1.133 y 1.159 C.C
De tal modo que se deben observar las mismas condiciones necesarias para manifestar el consentimiento en su creación.
La disolución no tiene efectos retroactivos, así que los impuestos generados se mantienen.

2.- Modificación del contrato.

Dependiendo del alcance de las variaciones, se tratará de un nuevo contrato.
Por ejemplo la simple reducción del precio no afectará la existencia del contrato anterior; sin embargo si convienen en realizar el pago mediante cuotas surgen serias obligaciones que desnaturalizan el contrato inicial de venta con pago de contado.

3.- Término extintivo.
4.- Condición resolutoria.
5.- Nulidad.

Se trata de los vicios en su formación, bien sea por aqusencia de alguno de los elementos escenciales a su existencia (consentimiento, objeto y causa) o a su validez (ausencia de error, dolo o violencia i capacidad para contratar)

6.- Acción resolutoria.
7.- La revocación.

Sociedad (1.677, mandato (a.704), comodato (1.731), Contrato de trabajo (98 LOT).

Las nulidades

Criterios para su distinción:
a) Doctrina Clásica:

N. Relativa: Incapacidad O Vicios del consentimiento
N. Absoluta: Falta de elementos para su existencia (consentimiento, objeto, causa o formalidades)

El criterio no concuerda con la totalidad de las disposiciones; ejemplo: Art. 1.483 C.C La venta de una cosa ajena debería estar viciada de nulidad absoluta por ausencia de objeto, sin embargo la nulidad es relativa.
La hipoteca constituida por quien no es propietario adolece de nulidad absoluta. (1.890 C.C)

b) El orden público.

Cualquier violación del orden público produce la nulidad absoluta; empero ante una incapacidad que es de interés del orden público, la ley prevé la nulidad relativa.

c) El interés protegido.

Interés General: N. Absoluta
Interés Particular: N. Relativa

Caracteres de las nulidades

1. Legitimación para intentar la acción

N. Absoluta. Puede ser intentada por cualquiera de las partes, incluso por terceros. También, de ser comprobado, el juez puede declararla.

La legitimación para la nulidad relativa, sólo corresponde a la persona cuyo interés ha sido violado.

2.- La nulidad absoluta no puede ser convalidada, por las partes, estas tendrán que celebrar de nuevo un contrato.

3.- Durante un proceso la nulidad absoluta puede ser alegada en cualquier estado y grado de la causa, pues el orden público está de por medio.

4.- La nulidad absoluta es imprescriptible. La nulidad relativa prescribe a los 5 años.
5.- En ambos casos es necesaria la intervención jurisdiccional para declarar la nulidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s