LA TEORÍA DE LA ADECUACIÓN

Publicado: abril 29, 2015 en INFORMACION DOCTRINAL
Etiquetas:, , ,

El filósofo VON KRIES observó que, para la agravación de pena debe haber sido decisiva la peligrosidad típica de la lesión corporal, pues pueden presentarse consecuencias graves también en otros delitos (hurtos, etc. Aquí la ley no prevé una calificación por el resultado. Solamente consecuencias típicas, más o menos vinculadas con la peligrosidad específica de las lesiones. Lo mismo rige para todos los demás delitos calificados por el resultado: en ellos se trata siempre de acciones que fácilmente pueden tener graves consecuencias (violación, exposición de infante, privación de libertad, incendio). Por eso, no toda consecuencia grave es “relevante para los delitos calificados por el resultado, sino sólo aquella adecuada” a la acción lesiva respectiva.

Por lo tanto, quedan excluidos todos los acontecimientos causales completamente extraordinarios. Extraordinarios son aquellos acontecimientos causales con los cuales no podía contar un observador razonable en el momento de la acción (pronóstico posterior objetivo). Ejemplo: si A lesiona a B dolosamente, y éste muere luego en el hospital, a causa de que por un tratamiento inadecuado adquiere una septicemia, A no responde por una lesión corporal seguida de muerte, porque el acontecimiento causal fue completamente extraordinario.

Por tanto, la restricción decisiva para las causaciones de resultados jurídicamente relevantes resulta, en los delitos calificados por el resultado, de la adecuación típica: solo la causación adecuada al resultado grave, es típicamente relevante.

Más allá de esto, cree, sin embargo, la teoría de adecuación que, para la totalidad del derecho penal, son jurídicamente relevantes solamente los acontecimientos causales adecuados (representantes: TRAGEHRIP, HIPPEL, MEZGER).

La teoría cae en dificultades cuando el autor, en virtud de su conocimiento causal especial, puede prever acontecimientos causales extraordinarios. Debe declarar entonces adecuados también aquellos acontecimientos causales, y cae, con ello, en una contradicción inconciliable con su punto de partida. La teoría de la adecuación es irrealizable como teoría causal jurídica general. La selección de las condiciones penalmente relevantes de entre las del complejo causal, averiguado por la teoría de las condiciones, se realiza a través de la apreciación típica; y solamente en el marco de esta última, la adecuación es relevante en los casos de los delitos calificados por el resultado, mientras que en los demás, todo acarreo de resultado, que está dentro de la apreciación integral de la acción, y solamente ése, es típicamente relevante.

Derecho Penal Parte General. Hans Wensel. Paginas 54-55. Editorial. Roque Palma Editores. Obra Traducida por Fontán Balestra. 1956

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s