EL SENTIDO DE LA “OBJETIVIDAD” EN EL DENOMINADO TIPO DE INJUSTO OBJETIVO.

Publicado: junio 3, 2015 en INFORMACION DOCTRINAL
Etiquetas:, , , ,

El tipo objetivo es el núcleo real-objetivo de todo delito. Delito no es solamente mala voluntad, sino la mala voluntad que se concreta en un hecho. Fundamento real de todo delito es la objetivación de la voluntad en un hecho externo. El hecho externo es, por lo tanto, la base de la construcción dogmática del delito (como, además, el punto de partida de la investigación criminal del delito).

La objetivación de voluntad encuentra típicamente su expresión en las “circunstancias de hecho” objetivas, cuya totalidad constituye el tipo objetivo. Ahora bien: ese tipo, así llamado objetivo, no es de ninguna manera nada “exterior” puramente objetivo, que aparezca completamente libre de elementos psíquico-subjetivos. Ya las acciones de hecho “objetivas” de “apoderarse”, de “engañar”, como también de “coaccionar”, de “sustraer”, y, en general, todas las acciones de hecho de los tipos delictuosos dolosos, no se dejan comprender sin la tendencia de voluntad que las impulsa y las anima. En la “acción lasciva” aparece especialmente claro. El tipo objetivo no es objetivo en el sentido de ajeno a lo subjetivo, sino en el sentido de lo objetivado. Abarca lo que debe existir en forma objetiva del tipo en el mundo exterior.

CARACTERÍSTICAS DEL TIPO OBJETIVO.

La acción de hecho.

El núcleo objetivo de todos los delitos es la acción de hecho, ligada, por regla general, con una lesión de amenaza jurídica como resultado de esa acción. Según ello se distinguen los delitos de lesión, de los delitos de peligro; y en estos Últimos, a su vez, los delitos de peligro concreto  de los de peligro abstracto, según que el hecho deba haber creado realmente un peligro, o que sea suficiente que la acción lleve consigo peligro.

A la acción de hecho se agregan, en ciertos casos, los medios especiales del hecho y las modalidades especiales de la acción, corno otras circunstancias objetivas del hecho pertenecientes al tipo particular. La caracterización en particular pertenece a la parte especial del derecho penal. En algunos casos, la mera acción de hecho, como tal, es punible, cuando el acto en sí mismo es ético-socialmente impuro o reprobable; los actos sexuales contra naturam, es decir, los delitos de pura actividad.

El Autor

En la mayoría de los tipos, el autor no es objetivamente caracterizado. Autor es todo aquel que ejecuta la acción, el “quien”, sin nombre, usado por la ley en la mayoría de los tipos.

Sin embargo, en muchos delitos, lo injusto específico del hecho está ligado a un autor más concretamente caracterizado. Los delitos administrativos pueden ser cometidos por funcionarios y empleados públicos. No sólo la acción, sino también la posición, que impone al autor especiales deberes, determina aquí lo injusto; así la posición como funcionario en los delitos administrativos, como soldado, en los delitos militares, etc. (Elementos objetivos de autoría del tipo de injusto) . Se habla aquí de delitos especiales y se distingue en ellos los auténticos de los no auténticos, según que la posición que impone especiales deberes al autor, sólo aumente la punibilidad generalmente fijada. Sobre estas diferencias objetivas de autoría, se basa también la punición más severa del ascendiente frente al descendiente en el incesto, o la diferencia del “codelincuente” y el adúltero.

Derecho Penal Parte General. Hans Wensel. Paginas 71-73. Editorial. Roque Palma Editores. Obra Traducida por Fontán Balestra. 1956

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s