BELING: EL DELITO COMO ACCIÓN

Publicado: diciembre 16, 2015 en INFORMACION DOCTRINAL
Etiquetas:, , , ,

Según Beling, el concepto de delito sólo puede vincularse a una conducta humana externa y voluntaria. Así caracteriza el “Oberbegriff” de la definición del delito. Pero su opinión se separa de la del resto de la doctrina en cuanto al contenido del concepto de acción y el tratamiento y la ubicación sistemática de los elementos que condicionan el carácter delictivo de una conducta humana voluntaria, pues consideraba que tales elementos no pertenecen al concepto general de acción. En su opinión, éste es un fantasma sin sangre, un concepto incoloro. No debe contener ninguna referencia a la culpabilidad ni, por lo tanto, al contenido de la voluntad o de la representación del autor, pues una acción (voluntaria) puede ser culpable o puede no serlo. También la parte externa de la acción debía entenderse como absolutamente incolora, pues si hay acciones que integran un tipo penalmente relevante (acciones caracterizadas penalmente) y otras que no lo integran, esto significa que la sola constatación de la existencia de una acción no afecta a la caracterización de la misma. La pregunta sobre la concurrencia de una acción es previa e independiente a la pregunta relativa a su significado, a su eventual subsunción en un tipo penal. En este sentido, Beling consideraba que la definición de acción debe hacer abstracción de todo el contenido, interno o externo, que caracteriza y da significado penal a la conducta, esto es, de todo aquello que la hace ser una acción penalmente relevante. Desde el punto de vista externo, la afirmación de que alguien ha realizado una acción se limitaría a la constatación de que, voluntariamente, un hombre ha realizado un movimiento corporal o ha permanecido inmóvil. Será al analizar el resto de los elementos que deben concurrir para que tal conducta pueda considerarse un delito donde se analizarán las cualidades que debe reunir. Estos elementos tienen el carácter de adjetivos que deben añadirse al sustantivo “acción”, son atributos que se refieren a ésta para caracterizarla. Sin perjuicio de que cumpla también las funciones de clasificación, definición y enlace, para Beling el principal significado del concepto de acción radica en su aspecto negativo, en la que hoy se llama su función negativa o de delimitación: en la exclusión de cualquier consideración penal ulterior respecto de todos los sucesos que no son acción.

El Tipo Penal en Beling y los Neokantianos. Sergi Cardenal Motraveta. Barcelona 2002.  Pag 32- 35. España

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s