Archivos para abril 3, 2017

Desde la evolución de la teoría del delito hacia el esquema finalista, Zu Dhona ocupa un sitial importantísimo, a pesar de la crítica de Welzel que señalo que fue “un dogmático que fundamentalmente todavía se encontraba adscrito a la teoría dominante” (Teoria Causalistica).

En otras palabras el conde Zu Dhona acepta la existencia del tipo objetivo y el tipo subjetivo. La antijuricidad y la culpabilidad son características del delito que se deben referir a la tipicidad. La antijuricidad es la valoración del tipo objetivo; la culpabilidad es la valoración del tipo subjetivo; para mayor concreción estableció lo siguiente:

“La concreción de un tipo legal únicamente acarrea la consecuencia jurídica de la pena, bajo un doble presupuesto: que la acción sea objeto de desaprobación por parte del orden jurídico y que pueda ser puesta en la cuenta de su autor. Según ello, el objeto del que no hemos ocupado…está sujeto a una doble valoración: la de las normas que determinan objetivamente el comportamiento humano, y la de las normas que deciden que la acción puede ser imputada a su autor. Antijuricidad y culpabilidad son los dos elementos del delito que deben unirse a la adecuación típica para que quede fundamentada la responsabilidad penal”

En otra parte de su obra dice “se puede decir que la antijuricidad está vinculada a la valoración del tipo objetivo, en tanto la culpabilidad lo está a la valoración del tipo subjetivo. La acción de matar a un hombre es antijurídica si contradice a las normas legales; pero, que podamos atribuir la culpabilidad del autor, depende de circunstancias que tienen su fundamento en las relaciones entre autor y su hecho”.

Dicho en forma breve se puede observar una distinción entre objeto de valoración y valoración del objeto. Antijuricidad y culpabilidad son valoraciones que recaen sobre objetos valorados: tipo objetivo y tipo subjetivo.

Señala Graf Zu Dhona que la culpabilidad debía agotarse en un juicio de reproche para el sujeto por la determinación de la voluntad que ha optado para una decisión contraria al deber de cuidado, a pesar de haberse podido determinar conforme a él, o sea, siéndole exigible: “La idea de la exigibilidad y la contrariedad al deber son idénticas, en el sentido que la infracción a las normas de derecho no puede tener validez como contraria al deber cuando ha dejado de ser exigible un actuar de acuerdo a la norma.

Por lo que se declara partidario de la teoría normativa de la culpabilidad y critica la teoría psicológica que situaba su esencia de la culpabilidad en la relación psicológica del autor con el hecho – a pesar de existir dolo, puede faltar la culpabilidad- en otras palabras Dhona señala que, la culpabilidad era una valoración que había que recaer sobre un objeto: el tipo subjetivo, y éste consiste en la existencia o no existencia del dolo.

En efecto habiendo reducido este autor la culpabilidad a un juicio de reproche y habiendo distinguido entre valoración y objeto de valoración, le correspondió a Welzel afirmar de la siguiente forma “si el dolo es lo valorado, no puede ser la valoración misma; si la culpabilidad es la valoración del dolo, el dolo no puede ser parte de la culpabilidad. La misma posición jurídica se encuentra en Bustos Ramírez, donde reconoce que el dolo hace parte de la valoración y expresa lo siguiente “seria justamente reconocer una antinomia: que el objeto de valoración, lo valorado, es decir, el conocimiento y querer del tipo objetivo y su valoración respectivas, están a un mismo nivel; seria unir y confundir dos aspectos totalmente diferentes.

En otras Palabras Graf Zu Dhona, que para mi entender es el padre de la teoría finalista expresa lo siguiente “porque la culpabilidad es la valoración del dolo, no puede el dolo ser, al mismo tiempo, parte de esta valoración”, o sea: no puede estar en un mismo plano lógico, la valoración y el objeto de la valoración. En otros términos, si el dolo no podía ser parte de la culpabilidad por esa objeción de carácter lógico ¿dónde ubicarlo? No puede quedar en el aire; había que ubicarlo en alguna parte de la estructura del delito ¿Dónde?

Después de todo ya planteado dichos términos de forma dificultosa. La posición de los normativistas como Frank y Goldschmt, lo habían ubicado en la culpabilidad, con la inconsistencia lógica que esto comportaba. Graf Zu Dhona, lo había ubicado en el injusto. Sin embargo Bustos Ramírez apoyando la tesis expresa lo siguiente “Dohna dio en forma muy clara y penetrante el argumento negativo, es decir, por qué el dolo no podía incluirse dentro de la culpabilidad; pero no pudo fundamentar el cambio al injusto, es decir, el argumento positivo, por qué el dolo es integrante del injusto (más…)