EN DEFENSA DEL DERECHO. PRIMERA PARTE POR @ARICARDO95

Publicado: mayo 24, 2017 en LABORAL

LA  DUDOSA VIGENCIA DE LA FIGURA DEL MANDATO O PODER.

Desde hace ya cierto tiempo los organismos del estado y empresas privadas se han volcado a la tarea de minimizar la validez, relevancia y eficacia de los mandatos judiciales y extrajudiciales que son debidamente otorgados por personas naturales y jurídicas, no obstante permanecer vigentes en toda la normativa -adjetiva y sustantiva- legal venezolana. Sorprenden, por ejemplo, las siguientes situaciones: 1)-Juez Laboral: Argumentando que no puede entregar un cheque sin la presencia del trabajador en la Audiencia, a pesar de la facultad expresa para recibir cheques.  2)-Entidad Bancaria: Afirmando que no  puede pagar un cheque porque no está presente la persona que otorgó el poder, siendo que el poder otorga facultad para cobrar cheques. 3)S.S.O.: Exigiendo trámite adicional ante la Caja Regional para que expida una Autorización como “apoderado”, para cobrar determinada pensión, no obstante que el mandato faculta al mandatario para retirar o cobrar la misma. 4)-Juez Penal: Solicitando  el traslado del detenido para que  designe defensor, independientemente que el artículo 139 del COPPP establezca que dicho nombramiento puede hacerse por cualquier vía (poder). 5)-Registro: Impidiendo el registro de un Acta porque el poder que se presente es General, de Administración y Disposición. Y ante tales situaciones cabe preguntar: ¿Cuál ha sido nuestra actitud al respecto? Exigir nuestro derecho con base a nuestros conocimientos y con fundamento en la ley, o simplemente dar media vuelta y hacer lo que de manera arbitraria, ilegal e irresponsable se nos pretende imponer. No se mientan. Se de muchos colegas que les encanta el camino fácil (¡ya vengo entonces…oyó amiguito…¿le traigo algo cuándo vueeelva, si?!)Pues bien, es hora de que defendamos la figura jurídica del mandato, cuyos únicos elementos de existencia y validez son: Consentimiento, Capacidad y Objeto. La ley determina las características del mandato, las responsabilidades del mandante y del mandatario, los efectos de éste frente a terceros, así como determina una protección especial para el mandatario y la forma de extinción del mandato. El Notario da fe de que se ha otorgado el mandato en su presencia. Luego, una vez autenticado el mismo, no puede seguir siendo constantemente escudriñado de fondo por toda persona que se crea con potestad para ello, a excepción de los jueces que tienen la facultad para someterlo a análisis jurídico, pero también tienen la inexorable obligación de respetar y cumplir su contenido, una vez verificada su autenticidad y rigidez legal.

José Ricardo Aponte.

@ARICARDO95

Abogado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s