Archivos de la categoría ‘DERECHO CIVIL’

El efecto de una obligación: es la ejecución o cumplimiento de esta voluntariamente tal y como se contrajo. No hay que confundir una prestación de no hacer con el incumplimiento de las obligaciones, ya que el no hacer es una conducta de abstención que surge e del establecimiento de un contrato, ejemplo: Contrato de exclusividad

El efecto fundamental o integral del cumplimiento de la obligación:  es la extinción de la obligación, esta comprende dos aspectos:

1-que el  deudor se libere, desvinculándose de la obligación que tenia

2- se extinguen la acciones otorgadas al acreedor para constreñir al deudor en el cumplimiento de la obligación

Si el deudor no cumple con la obligación tal y como se contrajo el acreedor puede obligarlo a cumplir  de manera coercitiva si la obligación es jurídica, es decir tiene que estar establecida por la ley, aquí la diferencia con respecto a las obligaciones naturales que no tiene carácter coercitivo.

Art 1271 cc. El será condenado al pago de los años y perjuicios, tanto por inejecución de la obligación como por retardo en la ejecución, si no prueba que la inejecución o el retardo proviene de una causa extraña que no le sea imputable, aunque de su parte no haya habido mala fe.  responsabilidad civil como se genera los incumplimiento para poder quedar liberado con la obligación

** Tipos de cumplimiento de la obligación:

1.- cumplimiento voluntario en especie: se cumple la obligación tal y como se contrajo

2-. Cumplimiento voluntario forzoso:   se cumple la obligación forzosamente y tradia a traves de una conducta distinta a la que se asumio en un principio , y trae consigo la indemnización por daños y perjuicios compensatorios. (inejecucion)

1.- El Cumplimiento, Fundamento Legal:

Art. 1264, las obligaciones  deben cumplirse exactamente como han sido contraídas. El deudor es responsable de daños y perjuicios, en caso de contravención.   El efecto primordial en la generación de las obligaciones es el cumplimiento de estas obligaciones exactamente como han sido contraídas, este artículo nos establece el principio general en materia de cumplimiento las obligaciones, el llamado principio de prioridad del cumplimiento de la obligación en especie, ahora si la persona no cumple la obligación tal y como fue contraída, pueden suceder que incumpla absolutamente la obligación y que se va a exigir como acreedor, el cumplimiento forzoso, este cumplimiento es exactamente como fue contraído, pero no siempre se puede probar que ante el incumplimiento de una de las partes la otra parte sufre un daño, porque la indemnización sería automática por el simple hecho de no cumplir con obligación, para que surja la acción de indemnización por daños y perjuicios se debe probar, esta es una acción accesoria a una acción principal, ahora si la persona no cumple exactamente como ha sido contraída la obligación se pierde la posibilidad de exigir el cumplimiento en especie de la obligación?. Si exige el cumplimiento forzoso de la obligación, esa es la conducta debida?. si la misma conducta, pero se pide el cumplimiento forzoso

**La diligencia del deudor es lo que se conoce como responsabilidad subjetiva art 1270 CC

La conducta debida es el contenido de la obligación.

Prestación de dar, transmisión del derecho de propiedad u otro derecho real.

Prestación de hacer, conducta positiva que no consiste en la transmisión del derecho propiedad u otro derecho real.

No hacer, conducta de abstención.

(Con prestación de dar): Es un contrato de compra venta, paga la cosa y el vendedor se niega a entregar la cosa, se debe tomar en consideración si él puede cumplir la conducta tal y como la contrajo, si el carro se encuentra dentro del patrimonio del deudor el cumplimiento debe ser en especie. Si no existe dentro del patrimonio del deudor el cumplimiento es por equivalente. Probado el daño se exige la indemnización de los daños y perjuicios que el incumplimiento haya causado.

Si la prestación es de hacer, si la conducta es personalísima y no cumple porque no quiere cumplir, el cumplimiento se da en especie si la conducta no es personalísima, si no se puede exigir el cumplimiento por equivalencia, ya que no se puede coaccionar a nadie físicamente para que cumpla con la obligación.

Si la conducta es de no hacer, el que la persona haya realizado la conducta hay incumplimiento, se exige otra conducta distinta, un cumplimiento por equivalente, pero hay conductas que pueden ser borradas (un muro por encima de los metros que se han convenido, se puede mandar a tumbar el muro, se puede obligar al deudor a tumbar el daño e indemnizar los daños y perjuicios).

Hay cumplimiento en especie que es la conducta debida y cumplimiento por equivalente (art. 1264).

Si una persona se compromete a cumplir y cumple con la obligación, termina la obligación con el cumplimiento. Se extinguen las acciones que el legislador le concede al acreedor por si el deudor no cumple voluntariamente pueda acudir a los órganos jurisdiccionales para que cumpla forzosamente. Si no cumple con la obligación, el acreedor va a exigir el cumplimiento forzoso, debe ser la misma conducta a la que el se comprometió y si se niega a cumplir con la conducta y se exige el cumplimiento por equivalente y se indemnice los daños y perjuicios que se hayan acarreado en el patrimonio.

**El principio general en materia de cumplimiento

2.- El principio fundamental en materia de cumplimiento de la obligación, es el cumplimiento en especie, para cumplir con esa conducta tal y como se contrajo. Dependiendo del tipo de cosas los efectos cambian.

2.1.- El principio de identidad:

El cumplimiento debe ser idéntico a la prestación pactada y por lo tanto el deudor no puede ejecutar una prestación diferente a la prometida, aún cuando aquella prestación sea equivalente o mayor que ésta y aun cuando satisfaga igual o mejor el acreedor, (se presta unos tomates, la conducta debe ser idéntica para el cumplimiento, se presta u millón de bolívares y se compromete a pagarlo en una fecha especifica el monto completo, la otra parte no la puede pagar por partes). Art. 1290.

2.2.- Principio de Integridad:

El cumplimiento debe ser completo o integro, es decir, debe comprender toda la prestación prometida; por lo tanto, el deudor no puede cumplir menos de lo debido ni el acreedor exigir más de lo acordado. No se puede obligar a la persona a entregar algo distinto a lo que se dio, la conducta no es idéntica y las obligaciones deben cumplirse exactamente como han sido contraídas. Art. 1291.

2.3.- El principio de prioridad:

La ejecución en especie es la forma ordinaria, normal o natural del cumplimiento de las obligaciones. El legislador supone que las partes al contraer una obligación desean que ella se cumpla de la manera originalmente pactada, del modo como fue contraída y no de un modo o manera distinta; en consecuencia, el deudor debe cumplir su obligación de un modo idéntico a como lo contrajo y el acreedor no puede rehusar o rechazar tal incumplimiento, ni exigir que se le cumpla una prestación distinta.

El cumplimiento de la obligación, va unido al principio de identidad y el principio de integridad.

El art. 129, 1270 y 1271, establece la llamada diligencia del deudor en el cumplimiento de las obligaciones.

En materia de conducta cuando se deriva de un contrato el legislador dice que se debe comportar como un buen padre de familia.

Para establecer los llamados incumplimiento, se deben ajustar la conducta a un hecho objetivo, es decir, si la persona incumple totalmente la obligación o si cumple pero tardíamente o cumple parcialmente, cumple defectuosamente a efectos de establecer cuales son los daños que se van a generar producto de los distintos tipos de incumplimiento y no pueden ser en base a la conducta del buen padre de familia, debe ser en base a algo que pueda ser cuantificable y que el que alega que le están causando un daño pueda probar ese daño.

Las obligaciones que son en pago de sumas de dinero, no se debe probar nada, comienzan a correr los intereses moratorios.

El art. 1264, nos habla del cumplimiento voluntario y el cumplimiento forzoso o involuntario, que es la llamad indemnización de los daños, el principio de prioridad, porque el acreedor quiere que le cumplan con la conducta debida si no hubiera contratado.

**Tipos de incumplimientos

1.-Incumplimiento permanente: (inejecución) es el incumplimiento absoluto de la obligación y trae consigo el cumplimiento por equivalente cumplimiento forzoso de la obligación  y como se le ocasiona un daño al acreedor por no haber cumplido la obligación trae como consecuencia la indemnización por daño y perjuicios compensatorios art 1271

2.- Incumplimiento temporal:  (retardo culposo ) donde la obligación se suspende hasta que el obstáculo se pueda subsanar, dando paso a la indemnización por daños y perjuicios moratorios

 1.- CONCEPTO:

El contrato sería la convención que tiene por objeto constituir, reglar, transmitir, modificar o extinguir relaciones jurídicas de tipo patrimonial.

El contrato es una convención entre dos o más personas para constituir, reglar, transmitir, modificar o extinguir entre ellas un vínculo jurídico.

 Caracteres:

1.- Es una convención:

El contrato constituye una especie de convención, puesto que involucra el concurso de las voluntades de dos o más personas conjugadas para la realización de un determinado efecto jurídico, que puede consistir en la creación, regulación transmisión, modificación o extinción de un vínculo jurídico de naturaleza patrimonial.

2.- Establece relaciones jurídicas:

El contrato regula relaciones o vínculos jurídicos de carácter patrimonial, susceptibles de ser valorados desde un punto de vista económico.

3.- Produce efectos obligaciones entre las partes:

Siendo el contrato el resultado de la libre manifestación de voluntad de las partes contratantes e imperando en el derecho moderno el principio consensualita, es obvio que se de obligatorio cumplimiento para las partes, quienes así lo han querido y consentido en limitar sus respectivas voluntades.

4.- El Contrato:

Es fuente primordial generadora de obligaciones.

Principio de la autonomía de la voluntad: es el fundamento de la obligatoriedad del contrato.

UBICACIÓN DEL CONTRATO DENTRO EL NEGOCIO JURÍDICO

Negocio jurídico:  es una convención (manifestación de voluntades) que tiene las partes para regular sus relaciones

Negocio jurídico unilateral:  cuando solo una de las partes se  obliga

Negocio jurídico bilateral: cuando ambas partes se obligan recíprocamente.

El acuerdo: se toma por la mayoría, puede que uno no este de acuerdo

La convención: para que exista se requiere de unanimidad, que todas las partes del contrato estén de acuerdo

Convención unilateral:  es la oferta, no recepticio porque no va dirigido a una persona particular.

 3.- REQUISITOS DE EXISTENCIA DEL CONTRATO

1.- El consentimiento:

Es la manifestación de voluntad de las partes contratantes, consentimiento es una figura que se forma con dos manifestaciones de voluntad, si existe una sola oferta, un negocio unilateral donde una sola parte se obliga (la persona oferente),

 para que ambas personas se obliguen o se obligue una sola de ellas producto de un contrato se requiere de la manifestación de voluntad de ambas partes que conforman el elemento subjetivo de la obligación, es decir, manifestar la voluntad de querer contratar con alguien, simplemente es una oferta, se busca con quien contratar cuando se consigue una persona que manifieste su voluntad de manera concurrente, decimos que en ese momento se forma el consentimiento.

El objeto:

Es el contenido de la obligación y el elemento objetivo de la obligación, es la prestación, la prestación es la conducta a la que se obliga el deudor a favor de su acreedor, el objeto del contrato es el contenido mismo de la obligación, el objeto es la conducta a la que se obliga una o ambas partes productos de esta fuente generadora de obligaciones como es el contrato.

 3.- La Causa:

No es el contenido el contrato, es el fin que persiguen las partes al contratar.

En el contrato de compra venta, existen los elementos subjetivos y el vinculo, que produce la obligación que se genera en el contrato, se encuentran todos los elementos esenciales para su existencia. No se deben confundir los elementos de la obligación con los del contrato, el contrato es una de las fuentes generadoras de obligaciones pero no es la única.

En la compra venta, los elementos de la obligación: sujetos, comprador y vendedor, objeto la transmisión de la propiedad, prestación de dar que consiste en una conducta positiva del deudor al acreedor, y el vínculo (lazo o atadura que une el patrimonio de los sujetos) lazó que une el patrimonio del vendedor con el patrimonio del comprador y viceversa, porque si una de las partes que no cumple con su obligación., surge la llamada responsabilidad civil contractual (acción que va a intentar la parte que ha cumplido con la obligación en contra del patrimonio de aquel que no ha cumplido con ella cuando la obligación es recíproca).

Art. 1161, 1265. Si el vendedor no cumple con la entrega de la cosa y el comprador ya pagó, el comprador va a atacar el patrimonio al vendedor a efectos que cumpla con la conducta debida.

Artículo 1161:

En los contratos que tienen por objeto la transmisión de la propiedad u otro derecho, la propiedad o derecho se trasmiten y se adquieren por efecto del consentimiento legítimamente manifestado; y la cosa queda a riesgo y peligro del adquiriente, aunque la tradición no se haya verificado.

Artículo 1265:

La obligación de dar lleva consigo la de entregar la cosa y conservarla hasta la entrega.

 Los elementos del contrato, ambas partes deben dar su consentimiento, objeto es el contenido mismo de la obligación, conducta positiva del deudor a favor de su acreedor que consiste en la transmisión del derecho de la propiedad. La causa, es el fin que persiguen las partes al contratar, para el vendedor entregar la cosa, y para el comprador pagar.

Art. 1133 contratos, caracteres del contrato:

Es una convención (se requiere unanimidad), lo acuerdos se conforman por mayoría, las convenciones por unanimidad, en los contratos se requiere unanimidad. El contrato se utiliza para regular relaciones entre dos o más personas. Los actos o negocios jurídicos producen efectos y pueden generar derechos y obligaciones entre las partes que conforman esa convención y generan ese lazo o atadura que existe entre el patrimonio de esos sujetos. También existe un contrato en el cual una tercera persona sin ser parte se beneficie o se perjudique con ese contrato, (el seguro de vida, el beneficiario no es parte pero se beneficia o se perjudica).

Artículo 1133:

El contrato es una convención entre dos o más personas para constituir, reglar, transmitir, modificar o extinguir entre ellas un vínculo jurídico.

 Elementos de existencia del contrato, Art. 1141:

Artículo 1141: Las condiciones requeridas para la existencia del contrato son:

1.- Consentimiento de las partes.

2.- Objeto que pueda ser materia de contrato.

3.- Causa ilícita.

Un contrato puede ser anulable, la nulidad que se produce no es absoluta, es nulidad relativa, porque el contrato solamente surte efecto entre las partes contratantes, aquel que la persona con quien contrató le arrancó el consentimiento en base a un error, dolo o violencia, o que a sabiendas que era incapaz, contrató con él, tendrá la carga de probar esos hechos a efectos que el contrato sea anulado, es decir que tiene un vicio relativo y no absoluto.

Fuerza obligatoria del contrato art. 1159.

Artículo 1160 Buena fe en los contratos, las partes ejecutar los contratos de buena fe.

Artículo 1160: Los contratos deben ejecutarse de buena fe y obligan no solamente a cumplir lo expresado en ellos, sino a todas las consecuencias que se derivan de los mismos contratos, según la equidad, el uso o la ley.

4.- Elementos esenciales de validez del contrato; art. 1142:

Artículo 1142.- El contrato puede ser anulado:

1.- Por incapacidad legal de las partes o de una de ellas.

2.- Por vicios del consentimiento.

3.- De los requisitos para la validez de los Contratos.

Capacidad y consentimiento, que haya sido otorgado libremente, que no haya vicios (error, dolo o violencia).

5.- Capacidad contractual: art 18 cc

Es la medida de la aptitud de un sujeto de derecho para realizar por su propia voluntad negocios jurídicos válidos que afecten sus propios intereses.

Siguiendo la doctrina tradicional, el Código Civil, coloca la capacidad como elemento, requisito o condición indispensable a la validez del mismo. Esto quiere decir que es un elemento necesario para que el contrato produzca todos sus efectos jurídicos. La ausencia de capacidad puede producir la invalidez del contrato, que si bien este existe, puede ser anulado a petición de la parte en cuyo favor se ha instaurado esa anulabilidad.

Capacidad de goce:  se tiene por el simple hecho de nacer

Capacidad de ejercicio:  se adquiere cumplido los 18 años que es capaz de generar derechos y obligaciones = capacidad contractual art 18 cc

Capacidad delictual: art 1186 cc el incapaz  queda obligado por sus actos ilícitos, siempre que haya obrado con discernimiento..

6.- Diferencias entre Capacidad contractual y Capacidad delictual:

la capacidad contractual es considerada por el legislador con mayor rigidez que la capacidad delictual. Es lo que se observa en el régimen que las regula. En materia de delictual, el incapaz responde por sus actos ilícitos cuando actúa con discernimiento,  independientemente de la edad o defecto intelectual que presente. La responsabilidad civil delictual procede siempre que exista discernimiento en le momento de producirse helecho ilícito.    En cambio en materia contractual el legislador es mas estricto, pues no se atiende al discernimiento para fijar la capacidad, sino que fija limites objetivos, como la minoría de edad y el efecto intelectual. El menor, el entredicho y el inhabilitado jamás pueden comprometer  su responsabilidad en virtud de una relación contractual pues por esas mismas circunstancias objetivas son consideradas incapaces.

1.- El art. 1134, clasifica los contratos en primer término, en contratos unilaterales y contratos bilaterales, un contrato es unilateral cuando una sola de las partes se obliga y es bilateral cuando se obligan ambas partes recíprocamente.

Toda obligación requiere de tres elementos: sujetos, el objeto y el vínculo.

La fuente primordial generadora de obligaciones es el contrato, y tiene que tener los elementos esenciales para que se genere la obligación, todo contrato debe tener unos sujetos que son los elementos subjetivos de la relación, un objeto y un vínculo, es decir, lo que une el patrimonio del deudor con el patrimonio del acreedor.

Para que exista un contrato, debe haber tres elementos esenciales

a.- El consentimiento de ambas partes.

b.- El objeto: que es el contenido de la obligación.

c.- La causa: Que es lazo o atadura que une el patrimonio del deudor con el patrimonio del acreedor.

Si decimos que un contrato es unilateral quiere decir que está conformado por dos sujetos pero solo uno de ellos es obliga y es bilateral cuando ambas partes se obligan recíprocamente.

Lo importante de esta clasificación viene dado en la llamada teoría de los contratos bilaterales, la teoría de los contratos está conformada por tres figuras, la llamada acción resolutoria, la excepción no cumplida y la llamada teoría de los riesgos contractuales de acuerdo a sus efectos.

Si no se cumple la obligación tal y como fue contraída, existe un incumplimiento culposo y la obligación es de ambas partes contratantes, la parte que cumplió con la obligación tiene a su elección dos opciones, la acción de cumplimiento o intentar la acción resolutoria, es decir volver a la situación pre contractual ante el incumplimiento culposo de una de las partes, porque puede suceder que haya un incumplimiento que no sea imputable a la parte deudora, porque no puede cumplir, ya que pueden existir circunstancias que le impidan el cumplimiento de la obligación, el deudor quedará exonerado del cumplimiento de la obligación si prueba que dicho retardo se debe a una causa extraña no imputable.

Si el cumplimiento es no culposo aplicaremos en todo caso la teoría de los riesgos contractuales, es decir, quien corre con la carga de los riesgos ante el incumplimiento por parte del deudor.

2.- Contratos unilaterales y bilaterales:

2.1.- Unilaterales:

2.1.1.- Comodato:

(Comodante, acreedor porque tiene la acción que tiene la ley para poder exigirle a la otra parte la devolución de la cosa, es decir que cumpla con la obligación, devolver la cosa y el comodatario es el deudor), es un préstamo de uso, con la obligación de devolverlo, el comodatario se obliga con el comodante a devolver la cosa una vez concluya el tiempo establecido en el contrato, es unilateral, porque el comodante no está obligado a prestar la cosa, es gratuito. El contrato de comodato por esa previa entrega transforma el contrato de comodato en real que es aquel que se perfecciona con la previa entrega de la cosa, la única obligación es la del comodatario es de devolver la cosa.

2.1.2.- Depósito:

(Depositante, acreedor y depositario, deudor), se entrega para que le depositario cuide la cosa, no la puede usar y está obligado a devolverla cuando el depositante la solicite, solamente la obligación es para el depositario, no la puede usar ni con el consentimiento del depositante, porque se transformará la naturaleza del contrato, entonces sería de comodato o un mutuo.

2.1.3.- Mutuo:

(Mutuante, acreedor y mutuario, deudor), préstamo de consumo, se hace sobre cosas consumibles, el mutuario se transforma en propietario de la cosa pero está en la obligación de devolver otra cosa de igual calidad o cantidad.

2.1.4.- Prenda:

(Acreedor, prendario y deudor), (el que tiene la cosa y está obligado a devolverla) y deudor prendario (acreedor), se entrega la cosa, pero una vez que le propietario cumpla con la obligación, el acreedor prendario debe devolver la cosa objeto de garantía, por eso es unilateral, solo se obliga el acreedor pignoraticio o precario (que posee en nombre de otro).

2.1.5.- Donación:

Se procura algo a otra persona sin recibir nada a cambio, es un contrato gratuito que genera obligación en la persona del donante pero no es su característica primordial, se habla de una liberalidad de una persona a favor de otra que produce un empobrecimiento del patrimonio de la persona que regala porque no está recibiendo nada a cambio, se puede colocar como unilateral, el donante provee un beneficio para el donatario sin recibir nada a cambio, Es un contrato formal.

2.2.- Bilaterales:

2.2.1.- Hipoteca.

(Accesorio, sigue la suerte del principal), bilateral, no se entrega el inmueble, es una obligación accesoria de la obligación principal, que es bilateral ya que una parte está obligada a pagar y la otra cuando se le cumple con la obligación se libera la hipoteca.

2.2.2.- Mandato:

Es oneroso, no puede ser un contrato unilateral, el mandato y los poderes que una persona le otorga a un abogado para que lo represente es lo mismo, el mandato es bilateral.

 Acreedor (mutuante, comodante, deudor prendario, depositante), tiene la acción que le da la ley para reclamar y exigir el cumplimiento de la obligación por parte del deudor.

Contratos bilaterales:

Aquel donde las obligaciones son recíprocas. El acreedor no puede intentar la acción resolutoria, se intenta la llamada acción de cumplimiento, porque resolver un contrato significa volver a la situación precontractual, existe cumplimiento en especie y por equivalente.

Si el contrato es unilateral la acción es la acción de cumplimiento.

En los contratos bilaterales se da la llamada excepción de contratos no cumplidos, se vende algo pero ni se entrega la cosa ni se paga el precio, el que va a comprar demanda el cumplimiento, a lo que el demandado en la contestación excepciona el cumplimiento porque la otra parte tampoco ha cumplido la obligación (cumple tu para cumplir yo), pero si no es recíproca no se puede intentar esta acción.

Teoría de los riesgos contractuales:

Puede ser que se haya incumplido culposamente la obligación puede ser que no se cumpla por una causa extraña no imputable al deudor, esta teoría estudia corre con los riesgo del contrato. Lo que es destrucción o deterioro del contrato por una causa extraña no imputable a los obligados, si el contrato es unilateral, es decir, una sola parte obliga y la parte obligada no cumple porque no ha podido cumplir, corre con la carga de los riesgo el acreedor porque ya no puede exigir la devolución de la cosa porque se destruyó por una causa extraña no imputable al deudor.

En el mutuo no hay riesgos porque son cosas genéricas y pueden ser sustituidas por igual calidad y cantidad.

En el depósito corre con la carga de los riesgos el depositante, en la prenda corre con la carga de los riesgos el deudor prendario.

Cuando el contrato es bilateral (art. 1161), corre con la carga de los riesgos el propietario cuando es un contrato traslativo de propiedad; en los contratos bilaterales no traslativos de la propiedad, ambas partes corren con la carga de los riesgos porque ambos son acreedores y deudores recíprocamente.

3.- Onerosos y Gratuitos:

Art. 1135, clasificación de los contratos en oneroso, una de las partes trata de procurarse a una ventaja mediante un equivalente y es gratuito cuando la parte trata de procurar una ventaja a la otra sin equivalente.

En el pago de lo indebido, si se regala ese pago, los efectos serán distintos si se vende, (art. 1182), si se vende está obligado a restituir el equivalente por el pago, y le regrese la acción para recuperar la cosa, si actúa de buena fe, si regala, el tercer adquiriente queda obligado dentro del límite de su enriquecimiento con el que dio el pago de lo indebido, el segundo queda por fuera. Si la enajena después de haber tenido conocimiento de su obligación de restituir (mala fe), queda obligado a restituir la cosa en especie, es decir la misma cosa, debe devolver la misma cosa, más los daños y perjuicios por haber actuado de mala fe o su equivalente con la tasa actual, salvo para que haya pagado indebidamente tiene el poder de decidir si quiere el dinero o la cosa, o puede ejercer la acción contra el adquiriente.

En materia de tributo, cuando se regala una cosa se paga un tributo mayor que si se compra.

4.- Aleatorios y conmutativos:

Art. 1136, el contrato es aleatorio cuando para ambos o para uno de ellos la ventaja depende de un hecho, las prestaciones son equilibradas, en un contrato de seguro se paga y si no ocurre ningún riesgo la otra parte no va a estar obligada, si ocurre un riesgo la contraprestación es mayor a la cuota que se paga, la ventaja depende de un hecho casual.

Porque se denomina Clasificación doctrinaria:

Esta clasificación no la establece el código civil, la establecen los estudiosos del Derecho de acuerdo a las características de los distintos contratos.

Contratos aleatorios: se trata cuando la ventaja de ambos depende de un hecho casual, caso tal el de los seguros que pueden que se beneficien sin hacer nada, siempre que el objeto asegurado no sufra una siniestralidad, y si ocurre será ventajoso para el asegurado, todo depende del hecho casual de siniestralidad.

Consensúales: se perfecciona con el consentimiento legítimamente manifestado por las partes contratantes (a cuerdo de precio y cosa).

Reales: aquellos contratos que además del consentimiento se requiere de la previa entrega de la cosa, por ello el Mutuo, Comodato, Depósito y Prenda, son unilaterales, pues solo se obliga una sola parte, pero se perfecciona a partir de la entrega de la cosa por ello es real.

 Formal: a parte del consentimiento, se requiere del cumplimiento de formalidades para perfeccionar el contrato.

Cuando yo compro un inmueble pero no lo registro, ciertamente que se transmite el derecho de propiedad, lo que pasa que no es oponible frente a terceros, en conclusión la publicidad registral es una formalidad no para la existencia del contrato sino para su comprobación, caso distinto a la donación, la hipoteca, que requiere una formalidad ab sustancia, y de no formalizarse no hay contrato; por ejemplo la hipoteca como se da en bienes inmuebles, la persona del acreedor no recibe la posesión de la cosa, por ello la necesidad de la formalidad registral.

Contratos de cumplimiento instantáneo y de tracto sucesivo: Ejemplo: Compra – Venta, si es una sola parte, es decir, dando y dando, se considera de cumplimiento instantáneo. Si es en dos partes se considera de tracto sucesivo, como también lo es el contrato de arrendamiento.

Contratos paritarios: cuando cada cual busca sus ventajas producto del equivalente que va a recibir la otra parte.

Contratos de adhesión: cuando una de las partes no tiene opción de escogencia, pues que no hay otro que preste el servicio, de manera que requiere de estar prerredactado y prestar un servicio público monopólico.

Por ello hay muchos que alegan que los contratos de letras pequeñas vistos en los tickets de estacionamiento y tintorerías donde no se responsabilizan por daños,  no constituyen ningún contrato de adhesión pues a pesar de estar prerredactado no cuentan con el carácter público monopólico, ya que existen muchos estacionamientos y tintorerías, caso distinto sería la electricidad de Caracas o Hidrocapital que prestan servicios únicos sin otra competencia, igual que una vez lo fue la CANTV, pero hoy con las distintas empresas de la telefonía ya no tiene carácter monopólico.

Contratos principales: se refiere al contrato único o bien sobre el cual existe una garantía en caso de incumplimiento.

Contratos accesorios: sirve de garantía a uno principal y tiene el carácter de seguir la suerte del contrato principal, pues si este es nulo, nulo también será el accesorio.

Contratos nominados e innominados:

Contratos nominados: dispuestos por la ley en el Código Civil.

Contratos innominados: nacen por el intelecto que surge en el principio de la autonomía de la voluntad de las partes.

Contratos preparatorios a ante contratos: sirven como proyectos de contratos y carecen del carácter coercitivo u obligatorio; por ejemplo, los que van estudiando las personas que se reúnen a los fines de constituir una persona jurídica.

Contratos definitivos: se refieren a los que definitivamente convienen las partes a contratar. Ciertamente la clasificación doctrinaria de los contratos emana de los estudios de los juristas según las características, pero pueden estar doctrinariamente clasificados e igualmente van a coincidir con una o varias clasificaciones legales.

En los contratos conmutativos, es posible que yo por una urgencia necesite desesperadamente dinero, situación esta que es aprovechada por alguien y me compra muy por debajo del precio comercial, yo luego podría solicitar la nulidad del contrato y regresar a los hechos precontractuales, afianzándome en la teoría de la lesión patrimonial pues alguien se ha beneficiado perjudicando a la otra parte.

Así también tenemos contratos anticipados, donde por ejemplo yo compro un producto derivado del petróleo a un precio fijado, pero si ocurriese una guerra que afecten generalmente los precios del petróleo, entonces la otra parte puede alegar que ciertamente puede seguir suministrándome el producto pero no al precio convenido en el contrato, pues estaría ocurriendo un desequilibrio patrimonial por una causa imprevista, esto es posible por la llamada teoría de la imprevisión (desequilibrio patrimonial por hechos no previstos).

Esto puede ocurrir en contratos conmutativos y de tracto sucesivo.

 

 

 

Particularidades.

Prenda: accesorio a una obligación principal, constituye un derecho real limitado de garantía sobre cosas muebles, y una vez cumplida la obligación a la cual está garantizando, queda como único obligado el acreedor prendario para devolver la cosa, por ello es unilateral.

 

Hipoteca: accesoria a una obligación principal, constituye u n derecho real limitado de garantía, se constituye sobre cosas inmuebles, donde en caso de incumplimiento de la obligación principal será garantía ejecutada, por ello como la persona nunca se despojó de la posesión, al cumplirse la obligación principal sigue la suerte de esta y se termina, por lo que nunca se observa la figura de un único obligado, por lo que sigue la suerte del principal y se consolida como bilateral.

 

Al yo garantizar una obligación con un brillante, pero no lo coloco en posesión de acreedor, no perfecciono el contrato de prenda, de manera que no hay garantía alguna sobre la obligación, distinto a la hipoteca donde nunca pierdo la posesión pues se constituye sobre un bien inmueble, por lo que solo se colocará una nota marginal en el título de propiedad que hará constar que ese bien está garantizando una obligación.

 

Es posible que yo compre un apartamento a crédito y coloque el mismo apartamento  como garantía, si se destruye ese apartamento, yo debo seguir pagándolo, pues una cosa es el préstamo y otra distinta es la garantía, tanto que el banco me puede pedir otra garantía por el préstamo otorgado y yo deudor debo obligatoriamente dar otra garantía.

 

 

 

 

Si vemos la obligación como un vínculo, es decir, es lazo o atadura que une el patrimonio del deudor con el patrimonio del acreedor, se podrán transmitir las obligaciones, si lo vemos desde ese punto de vista no serían susceptibles de ser transmitidas.

Cuando la vemos como aquel elemento de contenido patrimonial se abre la posibilidad de transferir una obligación y cambiar el sujeto primitivo de esa obligación, porque las obligaciones son relaciones entre personas, si una persona se obliga y muere se transmite la obligación a sus causahabientes a título universal.

Cuando una persona se muere no solamente se transfieren los derechos sino también las obligaciones al causahabiente a título universal porque este es el continuador de la personalidad jurídica de su causante.

Existen los causahabientes a título universal que son los continuadores de la personalidad y los causahabientes a título particular que son los continuadores de la titularidad; decimos que si una persona transfiere un derecho a otra persona ese derecho se encuentra en el patrimonio de la otra persona en las mismas circunstancias de la anterior porque no se puede transferir ni un mejor derecho ni pero que como lo tenía.

Cuando se habla de causahabientes a título universal, este continúa los derechos como los tenía la otra persona, no se le puede hacer ningún cambio, porque se supone que una persona contrata para sí y para sus causahabientes.

Podrán existir causahabientes a título universal por actos entre vivos? Podrá alguien ser continuador de la personalidad jurídica de otro sin que este se haya muerto? Si una persona se muere y tiene 4 herederos (un menor de edad) que son los continuadores de la personalidad y el legislador presume que se contrató para sí y para ellos, deja un testamento que dice que no se puede hacer la partición hasta que el menor adquiera la mayoría de edad, pero otro heredero necesita que le transfiera los haberes del acervo hereditario, pero se tiene que mantener en comunidad por el testamento, a tal efecto cede los derechos de la sucesión a otra de persona porque lo necesita, esto es un acto entre vivos, la persona que adquiere va a ser continuador de la personalidad por un acto entre vivos. Entre personas jurídicas, tiene una empresa que fabrica champú, otra que distribuye, otra de transporte, todas tienen derechos y obligaciones y se fusionan en una sola empresa, y por un acto entre vivos esa nueva persona jurídica formada adquiere los derechos y las obligaciones de cada una de esas empresas. Estos son los causahabientes a título universal por actos entre vivos, y se transfiere la personalidad jurídica.

Los causahabientes a título universal por actos mortis causa, en este caso hay que tomar en consideración que existe la sucesión hereditaria entre particulares art. 1963, 995, 1110, 1036, En la posesión los causahabientes a título universal continúan la posesión como la tenía el causante. Y también existe la sucesión hereditaria a favor del Estado, cuando hay una herencia y los herederos renuncian totalmente a ella o no hay ningún heredero, la herencia se declara yacente pasan los años y se declara la vacantia el Estado acepta pero a beneficio de inventario, estos bienes entran como un bien del dominio privado de la nación; también si la persona deja un testamento donde manda a hacer misas o se deja una donación en beneficio de los pobres, no se puede hacer, estos bienes pasan a ser del dominio privado de la nación., no se pueden dejar donaciones a personas indeterminadas, deben ser específicas, art.899 y 900, 1070, 1062.

Qué obligaciones no se transmiten a los causahabientes a título universal?, art. 1163, si se establece una renta vitalicia por 15 años, y la persona se muere a los 10 años, los causahabientes a título universal heredan el derecho por los 5 años que faltan, si la renta es  a perpetuidad no pasa a los causahabientes, se acaba con la muerte de la persona; igual pasa con el usufructo; un contrato de trabajo no puede pasar a los causahabientes a título universal, siempre va a depender de la naturaleza del contrato.

Causahabiente a título particular, es un continuador de la titularidad, una persona puede transferir la titularidad por actos entre vivos a título gratuito o a título oneroso, también se puede constituir un causahabientes a título particular por acto mortis causa, es decir, el causante en su testamento le transfiere la titularidad de un bien específico de su patrimonio, en este caso se denomina legado y la persona que recibe se denomina legatario. Art. 909 y 910. Siempre tiene que ser un bien específico. Si se lega un carro, color gris, marca XX (es genérico) y cuando se muere el carro no existe porque lo vendió antes de morirse, (art 960), el legado debe ser bien específico (placas, seriales, etc.) el legado existe si el bien está exactamente donde dice el testamento. Por actos entre vivos se transfiere los derechos y las obligaciones; se regala un apartamento (donación), el derecho debe transferirse ni mejor ni peor de cómo lo tiene, se debe transferir igual. Art. 730.

Si una persona le transfiere a otra una propiedad con inquilino, en materia de efectos internos del contrato se considera que ella contrató con el inquilino, porque le transfirió la propiedad y el derecho que pueda cobrar, lo que se conoce como cesión de derecho art. 1549, cedente (antiguo propietario) y cesionario (nuevo propietario y nuevo acreedor) y cedido (deudor), el cesionario no tiene derechos contra terceros sino después de la cesión. Art. 1551, 1552 y siguientes.

¿Qué es suceder?

De acuerdo al diccionario de Canabellas, Suceder es entrar una persona en lugar de otro.
Suceder es una transmisión, pasar una cosa de una persona a otra, es decir, pasar un bien, un derecho o una obligación, de una persona vivo o muerto, a otra.

Art. 796° C.C. La propiedad se adquiere por la ocupación.

La propiedad y demás derechos se adquieren y se transmiten por la Ley, por la sucesión, por efecto de los contratos.

Pueden adquirirse también por medio de los contratos”.

Del artículo anterior podemos concluir: Que la sucesión es un medio de adquirir y poder transmitir la propiedad y los demás derechos.

En este curso sólo se estudiará la sucesión en sentido hereditario. Por lo tanto, a esos fines se entenderá por Sucesión: La transmisión de un derecho de una persona que muere a sus herederos o legatarios.

¿Por qué tiene existir la sucesión?

El fin de la sucesión hereditaria es buscar mantener la economía; que las personas tengan un aliciente; algo por lo cual tener una razón para trabajar y así lograr bienes no solamente destinados para su subsistencia propia, sino para todas las personas que están a su cargo.

Concepto de Sucesión – según Sanojo.

En un sentido extenso, la transmisión de un derecho de una persona viva o muerta a otra, así, el comprador, el donante, el heredero y el legatario son sucesores.

En resumen tal como vimos en el Art. 796° C.C. Suceder es simplemente transmitir de una persona a otra una cosa; ya sea, que una persona la venda a otra, ya sea que la persona muera y deje una herencia o sea una persona que le de una donación a otra. Etc.

En sentido estricto, es la transmisión de los derechos de un difunto (de cujus, causante) a un heredero o a un legatario.

DERECHO HEREDITARIO:

Concepto:
“Conjunto de normas jurídicas que, dentro del Derecho Privado regulan el destino del patrimonio de una persona natural después de su muerte”.

Nota: Cuando nos referimos al Derecho Hereditario, siempre nos referimos a personas naturales, nunca a personas jurídicas.

Derecho Hereditario, desde el punto de vista objetivo:

Conjunto de normas con arreglo a las cuales el patrimonio de una persona se transmite a otra.

El sentido objetivo busca reglamentar a quienes van a quedar los bienes, derechos y obligaciones después que una persona muere.

Derecho Hereditario, desde el punto de vista subjetivo:

Estudia simplemente por qué una persona en un momento dado puede suceder y por qué otra persona no puede suceder.

Verá el derecho particular de cada una de las personas; la posibilidad que tengan para suceder y el orden de sucesión.

FUNDAMENTO DEL DERECHO HEREDITARIO:

Estriba en la necesidad moral, social, política y económica de que la muerte no rompa las relaciones jurídicas de la persona que deja de existir, asegurando que éstas continúan vigentes a través de sus herederos y causahabientes; a fin de proteger, no sólo al difunto, sino también, a quienes en vida de éste mantenían relaciones de derecho con el: En efecto, para la seguridad del crédito, para la conservación y el incremento de la riqueza, para la estabilidad económica de los grupos sociales, etc, se hace necesario que estas relaciones sobrevivan a la muerte de la persona física. Es decir, es buscar la continuidad jurídica de la persona que fallece, y que haya personas que puedan continuar las actividades del de cujus, bien desde el punto de vista del patrimonio o desde el punto de vista de sus obligaciones.

CLASES DE SUCESIONES:

1. Sucesión testamentaria:

En esta clase de sucesión, la persona plasma su voluntad en vida, debiendo para ello tomar en cuenta las restricciones que le impone la ley; ya que la persona está obligada a dejarle el 50 % de sus bienes a sus herederos forzosos (Descendientes, ascendientes y cónyuge). Debemos recordar que cuando el Código Civil se refiere al testamento, lo hace como: “testamento válido”, lo que quiere decir, que si la persona dicta un testamento sin acogerse a lo pautado en el ordenamiento jurídico, el mismo se considerará inválido

Sucesión testamentaria limitada: Significa que en el caso de que el causante o de cujus tenga descendientes, ascendientes o cónyuge, está obligado a cumplir con lo estipulado con la ley, dejándoles el 50 % de su patrimonio a éstos; es decir, está limitado a dejar un porcentaje fijo a sus herederos forzosos.

Sucesión testamentaria limitada: Significa que en caso de que el causante o de cujus no tenga descendientes, ascendientes ni cónyuge, ni ningún tipo de familiares, puede disponer libremente de su patrimonio y dejarle sus bienes a quien quiera.

lSucesión testamentaria mixta: Es una combinación de las dos anteriores

 2. Sucesión ab intestato:

Es la forma como la ley busca repartir el patrimonio en caso de que el de cujus o causante no haya dejado expresada en testamento su última voluntad, es decir, su manifestación de cómo quería él repartir sus bienes a su muerte. Lo cual se hace de acuerdo a lo establecido al respecto en el Código Civil.

3. Sucesión Forzosa:

Es la obligación que tiene la persona en vida, al momento de hacer o dictar su testamento, de respetar los derechos que por ley le corresponden a sus descendientes, ascendientes y cónyuge, que como ya hemos dicho es el 50 % de su patrimonio.

Importante: Suele hablarse de sucesión necesaria, lo cual ni significa que exista otra causa de adquisición de la herencia, sino que esta es una especie dentro de la sucesión legítima o legal que impone, contra la voluntad del difunto (cuando éste a dispuesto sus bienes por testamento, pretendiendo excluir en todo o en parte a ciertas personas unidas a él por estrechas relaciones parentales), la obligación de respetar a favor de tales personas una cuota parte de sus bienes que es la cuota denominada legítima (Art. 883° C.C.)

SUCESIÓN UNIVERSAL:

La persona al morir deja todo su patrimonio a una persona (o grupo de personas) en particular; lo que quiere decir que sus herederos van a asumir “el todo”; y, en ese momento se vuelven una comunidad, y entre todos (los herederos) tendrán tanto todos los derechos como todas las obligaciones.
Art. 834 C.C.”Las disposiciones testamentarias que comprendan la universalidad o una parte alícuota de los bienes del testador, son a título universal y atribuyen la calidad de heredero.
Las demás disposiciones son a título particular y atribuyen la calidad de legatario”.
Se dice que La Sucesión Universal es una universalidad de derechos, entendiéndose como es obvio, también las obligaciones del sujeto que fallece dentro de este complejo patrimonial, en tanto que ambos (derechos y obligaciones) no sean por su propia naturaleza intransmisibles. A los herederos no solamente se le pueden transmitir los derechos y las obligaciones, sino también, otras relaciones jurídicas tales como: La usucapión y prescripción, la aceptación de la oferta, etc; así como las posibilidades de modificaciones jurídicas como los derechos de impugnación y de oponer excepciones, los negocios de adquisición del causante y la posesión…

PRINCIPIOS DE LA SUCESIÓN UNIVERSAL:

1.El heredero continúa la personalidad jurídica del causante;

2.La unidad del patrimonio universal no se disgrega;

3.Pueden coexistir sucesiones a título universal y a título particular;

4.Continuación en el heredero de las relaciones jurídicas del de cujus;

5.Confusión del patrimonio del de cujus con el del heredero.

 1.El heredero continua con la personalidad jurídica del causante:

Por tanto la doctrina nos obliga a:

No hay posibilidad de que se asuma la cualidad de heredero temporalmente (no se puede aceptar la sucesión universal o herencia con término). Art. 997° C.C. La aceptación no puede hacerse a termino, ni condicional ni parcialmente.

No puede haber solución de continuidad entre la muerte del causante y el subentrar del sucesor.

Por ejemplo: Una persona “X” resulta electa Presidente de La República, y, antes de que se produzca su toma de posesión muere; inmediatamente, al producirse su muerte, debe buscarse la figura que debe sucederle en el cargo, por que éste no puede quedar acéfalo, traslademos este ejemplo la sucesión.

Así lo establece el Art. 1.001° C.C. “El efecto de la aceptación se retrotrae al momento en que se abrió la sucesión (…)” y el artículo 993° C.C. “La sucesión se abre en el momento de la muerte y en el lugar del último domicilio del de cujus”.

La cualidad de heredero no puede perderse ya que se adquiere de modo irrevocable.

En el mismo sentido el artículo 916° C.C. excluye toda posibilidad de término resolutorio, cuando señala que “Se tiene por no puesto en una disposición a título universal, el día desde el cual deba la misma comenzar a cesar.

2.La unidad del patrimonio universal no se disgrega:

El patrimonio hereditario, como universalidad, no se disgrega (no se separa) aunque dos o más personas sean llamadas a heredar.

Cuando estamos en presencia de una Herencia Universal, debemos entender que dicha herencia no se puede separar, dividir, partir, etc; dado que el concurso de varios herederos no puede sino entenderse como participación de cada uno de ellos en una comunidad; puesto que cada uno de los llamados a heredar es sucesor en la universalidad jurídica.

Art. 834° C.C. “Las disposiciones testamentarias que comprenden la universalidad o una parte alícuota de los bienes del testador, son a título universal y atribuyen la cualidad de heredero. Las demás disposiciones son a título particular y atribuyen la cualidad de legatario”.

3.Pueden coexistir sucesores a título universal y a título particular:

No por el hecho que tengamos una sucesión a título universal, en la cual, el causante haya dejado el 90 % de su patrimonio como un todo, no significa que el de cujus, no haya podido también dejar el restante 10 % de su patrimonio en legados vía testamento. En nada afecta uno al otro; simplemente el causante dejó una universalidad a sus herederos y una particularidad a sus legatarios.

 4.Continuación en el heredero de las relaciones jurídicas del de cujus:

Todas, absolutamente todas las relaciones jurídicas que se hallaban en el patrimonio del causante pasan sin alteración alguna, con las mismas condiciones, características y peculiaridades al patrimonio del heredero. Es decir, todos los derechos y obligaciones se transmiten sin experimentar modificación alguna.

Art. 781° C.C. “La posesión continua de derecho en la persona del sucesor a título universal (…)”

Este principio explica que el heredero reciba la posesión de los bienes de la herencia en la misma forma en que los poseía el causante.

Ejemplo: Si la persona antes de su muerte vendió un inmueble y en dicha venta existen causales para que sea solicitada su nulidad, supóngase que por un vicio en el consentimiento, los herederos de la persona fallecida o causante heredarán el derecho que tenía el de cujus para solicitar esa nulidad; lo cual nos señala que los derechos pueden sucederse.

5.Confusión del patrimonio del de cujus con el del heredero:

La sucesión a titulo universal produce la confusión del patrimonio del difunto con el heredero; de tal modo que los acreedores del difunto pueden obtener la satisfacción de sus créditos en el patrimonio del heredero y los acreedores del heredero pueden cobrar los suyos del patrimonio del difunto; es decir, que el heredero responderá ante los acreedores del difunto, sin que pueda limitar su responsabilidad a la cuantía de la herencia; a no ser que recurra a un remedio especial, el beneficio de inventario (Tema Nº 3) cuyo objeto es impedir la confusión de los patrimonios (Art. 1.023° C.C.). Igualmente, los acreedores del difunto pueden, en su propio provecho, impedir la confusión de patrimonios, invocando la separación de patrimonios (Art. 1.049° C.C.) para salvaguardar sus créditos cuando el o los herederos sean o puedan ser insolventes.

Como excepción a la sucesión testamentaria el legislador nos presenta la sucesión legal o abintestato, la cual no es más que una suposición del legislador de quienes deben heredar al causante en caso de que éste no manifestará a quien quería dejar sus bienes. El legislador supone que si el de cujus no hizo testamento es porque está de acuerdo con la distribución que hace la Ley.

Siempre que exista sucesión testamentaria debe obviarse la sucesión legítima o abintestato.

La sucesión intestada o ab intestato surge, cuando en todo o en parte falta la sucesión testamentaria; es decir, que la Ley, ante el silencio del de cujus, dispone por vía supletoria de su voluntad, que los bienes dejados por éste pasen a poder de determinadas personas a quienes durante la vida le ligaron afectos derivados del vínculo de la sangre.

Concepto:

Es una figura jurídica mediante la cual, por medio de la Ley, a la muerte de un sujeto de derecho se realiza una transferencia de sus derechos y obligaciones a otros u otros sujetos expresamente señalados por la misma ley, salvo que exista una manifestación de voluntad del fallecido (testamento válido).

Art. 807 C.C. “Las sucesiones se difieren por la Ley o por testamento.

No hay lugar a la sucesión intestada sino cuando en todo o en parte falta la sucesión testamentaria”.

CASOS EN QUE PROCEDE LA SUCESIÓN ABINTESTATO:

1.Cuando no existe testamento o el mismo se encuentra viciado.

2.Cuando el testador no dispuso todos sus bienes en el testamento, en cuyo caso la porción no dispuesta será objeto de sucesión intestada.

3.Cuando habiendo dispuesto todos sus bienes en el testamento se haya afectado la legítima.

4.Cuando no se cumpla la disposición puesta al heredero testamentario.

5.Cuando el heredero testamentario muere antes que el testador.

6.Cuando el heredero testamentario repudia la herencia sin tener sustituto y sin tener lugar al derecho de acrecer.

7.Cuando el heredero es incapaz de suceder.

Fundamento:

La sucesión intestada se fundamenta en las relaciones de familia o en los derechos derivados de los vínculos permanentes; es decir, en el deber familiar del causante. Así mismo, se fundamenta en: Los efectos naturales de quien fallece sin manifestar su última voluntad y, las necesidades de cumplir determinadas exigencias de orden social.

CARACTERÍSTICAS DE LA SUCESIÓN INTESTADA:

Las características más sobresalientes de la sucesión intestada son cuatro:

  1. 1.Es una sucesión a causa de muerte; ya que requiere del fallecimiento del causante o al menos de la presunción de su fallecimiento declarada por un Juez (en sentencia definitivamente firme).
  2. Siempre es sucesión a titulo universal; por cuanto si no existe expresa declaración del causante, no puede haber herederos a título particular o legatarios.
  3. Ocurre siempre por imperio de la Ley.
  4. Es supletoria de la voluntad del causante; puesto que surge sólo cuando la voluntad no existe o está viciada total o parcialmente.

PERSONAS QUE PUEDEN HEREDAR EN UNA SUCESIÓN ABINTESTATO:

  1. Parientes consanguíneos:
    • Hijos reconocidos y sus descendientes.
    • Padres o ulteriores ascendientes, hermanos y sus descendientes.
    • Parientes colaterales hasta el sexto grado.
  1. El cónyuge superstite.
  2. El Estado.

Nota: Debemos recordar que el pariente más cercano excluye al pariente más lejano.

CAPACIDAD PARA SUCEDER:

Art. 808 C.C. “Toda persona es capaz de suceder, salvo las excepciones determinadas por la Ley”.

La doctrina señala las causas de incapacidad que pueden tener las partes; las cuales pueden dividirse en:

a)Causas absolutas: son aquellas que comprenden a todos aquellos que son incapaces de venir a la sucesión de quienquiera que sea la persona. Art. 809 C.C. “Son incapaces de suceder los que al momento de la apertura de la sucesión no estén todavía concebidos (…)”.

b)Causas relativas: Se refiere a aquellos que son incapaces de venir a la sucesión de determinada persona mientras puedan muy bien heredar a otras; y es relativa porque sencillamente, hay la posibilidad de que la persona recupere o vuelva a tener el derecho de suceder: Por declaración del Juez o por la declaración de los afectados en el Tribunal dando el perdón a dicha persona.

Art. 810 C.C. “Son incapaces de suceder como indignos:

1º. El que voluntariamente haya perpetrado o intentado perpetrar un delito, así como sus cómplices, que merezca cuando menos pena de prisión que exceda de seis meses, en la persona de cuya sucesión se trate, en la de su cónyuge, descendiente, ascendiente o hermano.

2º. El declarado en juicio adúltero con el cónyuge de la persona de cuya sucesión se trate.

3º. Los parientes a quienes incumba la obligación de prestar alimentos a la persona de cuya sucesión se trate y se hubieren negado a satisfacerla, no obstante haber tenido medios para ello.”

Como puede apreciarse, el legislador sanciona con la privación del derecho a heredar, a todos aquellos que hayan incurrido en una falta de tal magnitud, que incida contra los principios de la moral o choque contra los deberes elementales de la solidaridad familiar, causando afrenta a aquél de quien luego serían herederos; no obstante, puede ser dispensada por la voluntad del causante que perdone al culpable, lo cual deberá constar en acto auténtico (Art. 811 C.C.), el perdón debe ocurrir después de los hechos que ocasionaron la indignidad y para lo que no basta la simple declaración privada del ofendido, aunque fuere escrita. El perdón concedido en estas condiciones surte efecto iuris et de iure (no admite prueba en contrario).

LA REPRESENTACIÓN:

Es una ficción por la cual se supone vivo al representado a fin que los llamados a representarlo reciba los derechos que correspondían a aquél. Es requisito sine qua non para que tenga lugar la representación, que el representado haya premuerto al de cujus; que esté ausente o haya sido declarado ausente. Por el contrario si el heredero hubiere renunciado a la herencia de su causante, sus descendientes no podrán representarle y sólo sucederán por derecho propio.

Como sabemos, se suele heredar cuando se es llamado directa y personalmente ha heredar a una persona fallecida; caso en el cual, se hereda por derecho propio. Pero, también puede heredarse por entrar en el lugar de alguien que no está en capacidad de suceder; caso en el cual se sucede por representación.

FUNDAMENTO:

Es la presunta voluntad del causante, que hace que los afectos familiares, amor según Ricci, desciendan primero hacia quienes derivan de nosotros. Por lo que si falta el descendiente directo, sean a su vez los descendientes de éste los que reciban el beneficio económico que el causante habría deseado recibiera su descendiente más próximo. Principio fundamental que acoge el legislador y que no puede ser modificado sino por decisión testamentaria. Sería injusto que al padre que lo sobreviva uno solo de sus hijos, reparta todos sus bienes a éste, cuando su hijo premuerto tuvo descendientes.

CASOS EN QUE TIENE LUGAR – PRESUPUESTOS –

1.Representación en línea recta ascendiente:

En la línea recta ascendiente no existe la representación, en vista de que el ascendiente más próximo excluye al ascendiente más remoto. Art. 816 C.C. “Entre los ascendientes no hay representación; el más próximo excluye a los demás”.

2.Representación en línea recta descendiente ad infinitum:

A falta de hijos van los nietos por representación, si faltaren éstos irán los bisnietos y así sucesivamente.

Art. 815 C.C. “La representación en la línea recta descendiente tiene efectos indefinidamente y en todo caso, sea que los hijos del de cujus concurran con los descendientes de otro hijo premuerto, sea que, habiendo muerto todos los hijos del de cujus antes que él, los descendientes de los hijos concurran a heredarlos; ya se encentren entre sí en grados iguales, ya en grados desiguales, y aunque encontrándose en igualdad de grados, haya desigualdad de número de personas en cualquiera generación de dichos descendientes”.

3.Representación en línea colateral:

La representación se admite en favor de los hijos de los hermanos y hermanas del causante, concurran o no con sus tíos.

Art. 817 C.C. “En la línea colateral la representación se admite en favor de los hijos de los hermanos y de las hermanas del de cujus, concurran o no con sus tíos”.

Sólo puede representarse a una persona viva cuando ésta ha sido declarada ausente o se haya incapacitada para suceder. Art. 820 C.C. “No se representa a las personas vivas, excepto cuando se trata de personas ausentes o incapaces de suceder”.

Se puede representar a una persona a cuya sucesión se ha renunciado. Art. 821 C.C. “Se puede representar a la persona cuya sucesión se ha renunciado”

EFECTO: El efecto de esta institución es que los hijos y demás descendientes, que quedarían excluidos de la sucesión por un pariente más próximo, son admitidos a ella para que no les afecte la culpa (indignidad) o la desgracia (premoriencia) de su ascendiente. Pero estos descendientes no pueden recibir en ningún caso más de lo que hubiere correspondido al representado; de ahí que todos los descendientes de un heredero, no importa cuantos sean, serán contados como una sola persona (estirpe) y la división del as hereditario se hace por estirpes y no por cabezas. Es lógico, que si un ascendiente produjo diversas ramas, la división se haga por estirpes en orden de cada una de éstas y por cabezas en relación con los miembros de una misma rama.

Ahora bien, se debe estudiar igualmente el efecto de esta figura bajo los siguientes parámetros:

1.En relación a la posición jurídica del representante:

La representación hace subentrar al representante en la misma posición jurídica que tendría el representado.

2.En cuanto a la forma de partición de la herencia.

Art. 819 C.C. “En todos los casos en que se admite la representación, la división se hará por estirpes.
Si una estirpe ha producido más de una rama, la subdivisión se hace por estirpe también en cada rama; y entre los miembros de la misma rama, la división se hace por cabezas”.

3.En relación a la obligación del representante: Debe colacionar las liberalidades que hubiesen sido hechas al ascendiente.