Archivos de la categoría ‘DERECHO CIVIL’

Nos pareció de vital importancia esta Resolución pues son numerosos los casos que plantean como inquietud que “los hijos no me dejaron declarar el fallecimiento de mi pareja” o “en el Registro me dijeron que yo no podía figurar como concubina de mi pareja fallecida por no tener la sentencia que así me reconozca”, pues bien, estos problemas se acabaron, pues, conforme a Resolución N° 161219-274, (Gaceta Oficial Nº 41.094 del 13 de Febrero de 2017), se dejó sin efecto, la exigencia de presentación en copia fotostática tanto de la Declaración de Unión Estable de Hecho, como del Acta de Matrimonio, como del Acta de Nacimiento, cuando se quiere dejar establecido que el de cujus (fallecido) era casado o mantenía unión estable de hecho, o había dejado descendientes, pues el bien a tutelar es el derecho a inscribir/declarar, la defunción.

No obstante, el valor probatorio que se desprenderá del Acta de Defunción, es solo a los efectos de la declaración del fallecimiento, pues tanto los vínculos por afinidad (concubinato o matrimonio), como la filiación ascendentes (padres) o descendientes (hijos), tendrán su medios de pruebas legales, a saber y a títulos ejemplificativo, las respectivas Actas emanadas del Registro Civil. Citamos a continuación y textualmente la resolución en comento, (Tomado del blog FSN):

“Resolución N° 161219-274, mediante la cual se resuelve, entre otros, dejar sin efecto la exigencia de la copia fotostática de los siguientes documentos: Acta de matrimonio o de unión estable de hecho, cuando se declare que el (la) fallecido (a) era casado (a) o mantenía una unión de hecho. Acta de nacimiento de los hijos cuando se declare que el (la) fallecido (a) tenía hijos. República Bolivariana De Venezuela. Poder Electoral. Consejo Nacional Electoral. RESOLUCIÓN No. 161219-274. Caracas, 19 de diciembre de 2016. El Consejo Nacional Electoral en ejercicio de las atribuciones conferidas en el artículo 293 numeral 7 de la CRBV, en concordancia con el artículo 33 numeral 16 de la Ley Orgánica del Poder Electoral y los artículos 22, 23 y 30, de la LORC dicta la siguiente:

CONSIDERANDO: Que el Consejo Nacional Electoral debe garantizar a través de las Oficinas o Unidades de Registro Civil a nivel nacional la inscripción inmediata y oportuna de los hechos y actos jurídicos correspondientes al estado civil de las personas;

CONSIDERANDO: Que el Registro Civil es un servicio público de carácter esencial, que se sustenta en los principios de eficacia administrativa, accesibilidad, celeridad, gratuidad y que debe aplicarse la simplificación de los trámites administrativos en toda su actividad y en las diligencias y actuaciones que solicitan los particulares en todas sus Oficinas y Unidades de Registro Civil, a fin de mejorar su eficacia, eficiencia, pertinencia, utilidad, celeridad y funcionalidad;

CONSIDERANDO: Que la LORC, su Reglamento N° 1 y el Instructivo relativo a los Criterios Únicos de Rectificación de Actas y Cambio de Nombres en Sede Administrativa, estipulan el hecho vital de la defunción como el suceso de carácter biológico que determina el fallecimiento de una persona, susceptible de ser registrado civilmente; siendo el Acta de Defunción el documento demostrativo por excelencia de este hecho vital .

CONSIDERANDO: Que el artículo 130 de la LORC, establece entre los elementos esenciales del acta de defunción:la identificación del cónyuge o persona con la que el fallecido o fallecida mantuvo unión estable de hecho, sobreviviente o premuerto; así como la identificación de los ascendientes y de todos sus descendientes con la especificación de los fallecidos y de los que vivieren, y si son niños, niñas o adolescentes, sin que deba exigirse el documento que acredita dichos vínculos, para poder cumplir con el asentamiento registral correspondiente;

CONSIDERANDO: Que el artículo 128 de la LORC establece que el “Certificado de defunción o Forma EV-14” es el instrumento indispensable sine qua non para la declaración de la defunción por parte de las personas obligadas a declarar el hecho;

CONSIDERANDO: Que es imperante modificar el Manual de Procedimientos de las Oficinas y Unidades de Registro Civil, aprobado por el Consejo Nacional Electoral el 15 de marzo de 2013, específicamente en el Asunto 10 al 10.4 “De la Defunción”, donde se señala: “10.4. Requisitos para la inscripción de la defunción: Copia fotostática del acta de matrimonio o de unión estable de hecho, cuando se declare que el (la) fallecido (a) era casado o mantenía unión estable de hecho; Copia fotostática del acta de nacimiento de los hijos, cuando se declare que el (la) fallecido (a) tenía hijos.”; requisitos no exigidos por la LORC y su Reglamento N° 1.

RESUELVE:

PRIMERO: Dejar sin efecto la exigencia de la copia fotostática de los siguientes documentos: .- Acta de matrimonio o de unión estable de hecho, cuando se declare que el (la) fallecido (a) era casado (a) o mantenía una unión estable de hecho. .- Acta de nacimiento de los hijos, cuando se declare que el (la) fallecido (a) tenía hijos. Requisitos exigidos para declarar la defunción, y contenidos en el punto 10.4 del Manual de Procedimientos de las Oficinas y Unidades de Registro Civil, de fecha 15 de marzo de 2013.

SEGUNDO: Se ordena a los Registradores y Registradoras Civiles, y a los funcionarios y funcionarias que prestan servicio en las Oficinas y Unidades de Registro Civil a nivel nacional y en las Oficinas Regionales Electorales, que deben acatar las instrucciones señaladas en el resuelve Primero, por lo que deberán abstenerse de solicitar tales requisitos, a partir de la fecha de publicación de la presente Resolución.

TERCERO: Se exhorta a los demás órganos, entes e instituciones de la Administración Pública o Privada, a valorar las Actas de Defunción única y exclusivamente como documento demostrativo del fallecimiento de una persona, en el entendido de que existen actas de registro civil demostrativas de la filiación por consanguinidad o afinidad con la persona fallecida. Asimismo, tampoco deberá exigirse a los familiares la rectificación del acta de defunción que tenga por objeto modificar, incluir o excluir datos de los ascendientes y/o descendientes de la persona cuya defunción quedó inscrita, así como del cónyuge y de la unida o unido en unión estable de hecho. Resolución aprobada por el Consejo Nacional Electoral, en sesión celebrada en fecha 19 de diciembre de 2016.”

(más…)

Como siempre, vamos a partir de un ejemplo: Acude un cliente a nuestro Despacho Jurídico y nos dice:

Mi esposo(a) es quien se encarga de administrar, disponer y decir en qué se invierten nuestros bienes o las rentas/alquileres/frutos, que éstos producen y a mí no me dice nada, no me consulta, menos aún me rinde cuentas. Yo creo que va a poner los bienes a nombre de sus padres o de un amigo de él (ella). ¿Puedo impedirlo?”.

Ante estas circunstancias, la mayoría de los Abogados proponen casi sin dudar, un Divorcio para obtener las Medidas Cautelares Nominadas (Embargo, Prohibición de Enajenar y Gravar, Secuestro) u otras Cautelares Innominadas (Paralización de los Fondos de una Cuenta Bancarias, Administrador Ad Hoc de una empresa, entre muchas otras). Pero y si el cliente nos dice:

“…Dr (a), yo NO me quiero divorciar!, solo quiero darle una lección o proteger los intereses de nuestros hijos, o simplemente impedir que burle mis intereses patrimoniales en la comunidad conyugal…”.

Allí algunos colegas se sentirán de “manos atadas”, cuando lo cierto es que existe una vía, poco frecuente, pero existente a nivel legal, que nos permite, en pro y defensa de los intereses de nuestros clientes, hacer frente a esas  maniobras inescrupulosas y de mala fe de parte del cónyuge administrador. Estudiemos, a título de reflexión el tema así:

DE LOS HECHOS: El alegato principal consistirá en que hay bienes presuntamente habidos en el matrimonio existente entre “A” y “B”; así como que en el presunto comportamiento que el cónyuge “B”, ha realizado actos que comprometen potencialmente el patrimonio conyugal, los cuales generan en “A”, el temor fundado, que por medio de argucias, distraiga “B”, los bienes conyugales, que hacen que “A” se encuentre en esa situación de posible perjuicio y por eso pretende se declare Medidas Innominadas, por esa administración irregular o imprudente que mantiene “B”. Alegatos en base, a título ilustrativo, que el cónyuge ha venido desplegando una serie de conductas que afectan en forma artera la estabilidad patrimonial de la comunidad conyugal, persuadido quizás de la inevitable división de bienes, que deberá practicarse una vez declarado Con Lugar el divorcio que ya está instaurado, a cuyos efecto se permite ilustrar los desmanes que en la administración de los bienes que conforman la comunidad conyugal viene ejercitando el cónyuge, que requieren de la inmediata intervención del poder cautelar del juez civil, para detenerlos. Ante ese alegato, tocará al Jurisdicente determinar la procedencia de la medida innominada de aseguramiento del patrimonio conyugal, solicitado. En otras palabras, el cónyuge solicitante debe dar a conocer las circunstancias que constituyen el exceso que denuncia o el riesgo imprudente, además de señalar los efectos patrimoniales que los actos de su cónyuge puedan acarrear en perjuicio de la comunidad, aportando los elementos probatorios correspondientes.

Existe la posibilidad que las anormalidades de índole patrimonial que ocurran dentro del matrimonio, no configuren la procedencia de la acción de nulidad de daños y perjuicios, porque el cónyuge cuestionado no haya realizado actos de disposición sobre determinados bienes, en contra del principio de la bilateralidad, pero es posible que esté incurriendo en la realización de ciertos actos de administración que lesionen o puedan lesionar la estabilidad patrimonial del matrimonio, lo que configura la administración irregular, razón por la cual deberá el Juez de primera instancia efectuar un análisis sobre los hechos y las pruebas aportadas para determinar la procedencia de las medidas precautelativas y su necesidad, para evitar que el patrimonio común pueda sufrir menoscabo por la denunciada imprudencia del cónyuge administrador.

Otros alegatos, pueden ser que el cónyuge denunciado asumió roles y atribuciones dentro de la empresa común, tomando decisiones unilaterales e inconsultas, sin autorización, y desplazándole de su participación como Junta Directiva, administrando la empresa sin rendir cuentas y negándole los anticipos y ganancias que pudiera generar la empresa. Otro alegato, que, sin causa justificada excedió los límites de la administración, arriesgando con imprudencia las cuentas bancarias ya que se ha dedicado a manejar los ingresos a su antojo vendiendo y regalando sin medida en emisión de cheques, viajes, consumo de tarjetas de crédito, etc., mientras que el cónyuge afectado no percibe absolutamente nada aunado a que tuvo que, producto de una denuncia sin fundamento que, salir y abandonar el hogar y ahora carece de medios de subsistencia.

DEL DERECHO: El fundamento lo conseguimos en la Administración de la Comunidad Conyugal, Capítulo XI, Título IV, Libro primero del CC. En tal caso, el Juez podrá, a solicitud del otro cónyuge, dictar las providencias que estime conducentes a evitar aquel peligro, previo conocimiento de causa. Ahora bien, caben 2 preguntas de inmediato:

1) ¿Debo probar la fama de buen derecho y el peligro en la mora, como si estamos hablando de solicitar Medidas Cautelares Nominadas? Y

2) ¿Esta protección es autónoma o incidental? Valga decir, en un lenguaje más sencillo para nuestros Usuarios, ¿Esta solicitud debo hacerla a través de Demanda principal o la pido dentro de un proceso ya en curso?.

Hay una disyuntiva en tal sentido. Unos señalan que se requiere, en todo caso, del previo conocimiento de causa, el juez en jurisdicción civil, podrá a solicitud de uno de los cónyuges dictar las providencias que estime conducentes a fin de evitar el exceso de una administración regular o los riesgos por imprudencia en el manejo de los bienes comunes de la comunidad conyugal de gananciales.

En tal sentido, conforme a la regla general en materia de medidas cautelares, la norma adjetiva establece que debe existir la pendencia de un juicio, puesto que las providencias cautelares se dictan con ocasión de un juicio, como requisito previo de procedencia. Ciertamente, puede cualquiera de los cónyuges que considere que el cónyuge que administra el patrimonio de la comunidad, se excede de los límites de su administración o arriesgue con imprudencia los bienes comunes, solicitar, mediante el procedimiento especialísimo contemplado en el Código Civil, las medidas que considere conducentes para evitar tal peligro, habiéndose formado conocimiento de causa por parte del juez.

Las citadas medidas son una de las cautelas denominadas por la doctrina y la jurisprudencia como “Innominada”, la cual deja a total arbitrio del juez la determinación de los caracteres de la misma, adaptándola a las necesidades de protección de la parte solicitante, debiendo investigar los hechos y en consecuencia, una vez empapado de la realidad de los hechos modificar, cambiar, revocar o dictar nuevas cautelas destinadas a proteger los bienes de la comunidad de una administración que exceda de la regular o de la imprudencia en el manejo de estos. Esta potestad de solicitar medidas o providencias conducentes a evitar el exceso en la administración regular o la imprudencia al manejar los bienes comunes por parte del cónyuge administrador, se fundamenta en la existencia tanto del matrimonio válidamente celebrado, como de la existencia de la comunidad conyugal.

Habrá que tener en cuenta la existencia y administración de los bienes de la comunidad que provienen de la profesión o industria de alguno de los cónyuges, conforme a los artículos 156, 164 y 168 del CC. En estos casos, podrá el Juez autorizar a uno de los cónyuges para que realice por si solo, sobre bienes de la comunidad, alguno de los actos para cuya validez se requiere el consentimiento del otro, cuando éste se encuentre imposibilitado para manifestar su voluntad y los intereses del matrimonio y de la familia así lo impongan. Igualmente el Juez podrá acordar que el acto lo realice uno de los cónyuges cuando la negativa del otro fuere injustificada y los mismos intereses matrimoniales y familiares así lo exijan. En estos casos el Juez decidirá con conocimiento de causa y previa audiencia del otro cónyuge, si éste no estuviere imposibilitado, tomando en consideración la inversión que haya de darse a los fondos provenientes de dichos actos.

DE LO ANTERIOR SE EVIDENCIA QUE: Las Medidas Preventivas del artículo 588 del CPC, no son las únicas, ni exclusivas, que existen en el derecho venezolano, puesto que existen también otro tipo de medidas, contempladas en los procesos de separación de cuerpos y de divorcio; lo que lleva a concluir que dichas providencias son del tipo de las que facultan al juez para dictarlas apartándose de la fórmula de las medidas típicas establecidas en nuestro derecho para las del 588 de la Ley adjetiva Civil, pero siempre con fórmula de la pendencia de juicio, en los procesos ordinarios,determinándose que dichas providencias derivan del juicio de conocimiento sobre excesos en la administración de los bienes de la comunidad conyugal de gananciales.

En consecuencia de las consideraciones explanadas se concluye, debe existir el previo conocimiento de causa, es decir, el juicio de excesos o imprudencia en la administración de los bienes de la comunidad conyugal de gananciales, requisito sine qua non de procedencia de las medidas solicitadas, tal como en las demás medidas preventivas típicas o innominadas. Queremos destacar que lo antes señalado es solo uno, de los 2 polos opuestos, en relación al tema que tratamos. Pues hay otro criterio de la doctrina y jurisprudencia que, nos remite a una solución efectiva, sin necesidad de un juicio previo sólo, siendo necesario que se demuestre y se le cree la convicción al juez suficiente para evitar la administración irregular; y si dichas medidas no son suficientes, el cónyuge afectado podrá solicitar la separación de bienes.

Es así como tenemos la posición del Magistrado Dr. Jesús Eduardo Cabrera (…Expediente 0086) “…para decretarla, la ley no pide requisito específico alguno como los del artículo 588 del Código de Procedimiento Civil, salvo que el sentenciador tome la decisión con conocimiento de causa (lo cual no es un instituto exclusivo de los procesos no contenciosos); es decir, que sin necesidad de plena prueba y con la sola presencia de la parte que pide, si ésta justifica la necesidad de la medida, el juez la ordena, pudiendo incluso para tomarla mandar a ampliar la justificación. Lo importante en estos casos es que al Juez se le faculta para investigar la verdad y que no dicte resolución alguna sino después de hallarse en perfecto conocimiento de causa.

Tal criterio ha sido sostenido y reiterado por nuestro máximo Tribunal, así se ratificó por  la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia en sentencia Nº 08 de fecha 16 de enero de 2002, con ponencia del Magistrado Dr. Omar Mora Díaz, indicándose que “…Lo importante en estos casos es que al juez se le faculta para investigar la verdad y que no dicte resolución alguna sino después de hallarse en perfecto conocimiento de causa…”. La Sala de Casación Civil del TSJ, en sentencia No. 203, del 09 de julio de 2010, respecto al tema, asentó: “… es absolutamente legítimo solicitar al órgano judicial la protección del patrimonio conyugal a través de una medida cautelar.” Conforme a lo anterior, puede colegirse que…constituye una acción autónoma, es decir, no es parte incidental de otro juicio; y además, tiene como finalidad el decreto de una medida cautelar…Bajo este análisis, cuando uno de los cónyuges considere que el otro cónyuge (administrador de la comunidad) excede los límites de una administración regular o arriesgue con imprudencia los bienes comunes que está administrando, el primero podrá acudir al órgano jurisdiccional –con prescindencia de la existencia de un proceso principal– a los fines de solicitar al Juez el decreto de las medidas pertinentes, con el objeto de evitar posibles daños sobre los bienes comunes; todo previo conocimiento de causa, es decir, analizando los alegatos y pruebas presentadas por el cónyuge solicitante.

Además, al perseguir esta acción el decreto de una medida cautelar, el trámite se hará inaudita altera pars, siendo que, en el caso de decretarse alguna medida –tendente a limitar el poder de administración-, el cónyuge administrador de la comunidad, una vez notificado de la misma, podrá ejercer todos los recursos destinados a enervar los efectos ésta…la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (en decisión No. 1682, del 15/07/2005, con carácter vinculante para todos los tribunales de la República), el Código Civil contempla el ejercicio de una acción, acción ésta que –a consideración de esta juzgadora- tiene carácter autónomo, es decir, no depende de la pendencia de un juicio principal. Por su parte el Dr. Francisco López Herrera, en su obra Derecho de Familia, sostiene:  “…no existe un procedimiento específico, sin embargo la autoridad judicial debe actuar al respecto con bastante prudencia… de manera que consideramos que el modus operandi debe ser el siguiente:

i) una vez estudiada la petición respectiva y examinadas las pruebas acompañadas, el juez, si lo estima necesario, ordena ampliar éstas y a continuación acuerda o niega las medidas en referencia y si la decreta, procede a su ejecución;

ii) en tal caso, debe considerarse que esa decisión es de carácter provisional , puesto que ha sido dictada sin audiencia de la contraparte

iii) seguidamente, por la aplicación analógica de la previsión contenida en el artículo 602 C.P.C., se notifica de lo actuado al cónyuge contra quien obra la medida en cuestión, a fin de que dentro del tercer día siguiente exponga las razones que tuviere que alegar al respecto;

iv) haya o no habido oposición se abrirá una articulación de 8 días, para que ambos esposos promuevan y hagan evacuar cualesquiera pruebas que convenga a sus derechos;

v) dentro de los dos días siguientes al vencimiento de dicho lapso de pruebas, el juez debe ratificar o revocar las medidas preventivas que hubiere decretado; y

vi) de esta última decisión se oirá apelación en un solo efecto si las medidas en cuestión fueron ratificadas…

” Como podemos apreciar, se trata de una medida judicial autónoma, instaurada por el cónyuge que pretende el resguardo de los bienes de la comunidad conyugal, a efectos de que el juez conocedor tome las medidas necesarias y conducentes producto de la pésima gestión del esposo administrador de éstos, lo cual no amerita un procedimiento previo. Sin embargo, la aplicación de tal institución en el Código Civil, amerita la verificación de ciertos requisitos para su procedencia, a saber: • Que se active el aparato jurisdiccional con el ánimo de resguardar bienes que forman parte de la comunidad conyugal. •

Que las medidas requeridas por el cónyuge solicitante, se dirijan a resguardar los bienes de la comunidad conyugal administrados por el cónyuge solicitado. • Que haya excesos en la administración de los bienes comunes, de modo que puedan comprometerlos…es necesario la existencia de excesos en la administración o que se arriesgue con imprudencia los bienes comunes…MEDIDAS PARA PROTEGER LOS BIENES CONYUGALES: Estando bajo la noción de Medidas Innominadas, no hay más límites que la propia iniciativa del Juez de la causa, conjugada con su convicción que se está ante una irregular administración de bienes conyugales. En tal sentido podremos solicitar, entre otras: -La designación de un Administrador Judicial Ad Hoc, si se trata de una sociedad mercantil, que sin violentar ni reformar el estatuto constitutivo societario represente sus derecho e intereses en la vigilancia diaria de la compañía y pueda evaluar si la situación amerita o no la interposición de la acción de separación de bienes que refiere la norma. Sin que se confunda la figura del “Administrador” o “Veedor” con el término Administrador utilizado en el Código de Comercio, -Se dicte prohibición de vender e hipotecar bienes, -Se decrete el secuestro judicial sobre vehículos, -Congelamiento de los dineros habidos en las cuentas bancarias, -Se requiera información al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de Norte América, si el ciudadano (a) “B”, tiene cuentas bancarias en ese país, y de la misma forma si desarrolla alguna actividad comercial y por tanto es contribuyente del Fisco Nacional;- Se ordene notificar al Registro Público del Municipio X del Estado X, para que se abstenga de autenticar o protocolizar cualquier documento de administración o enajenación bajo cualquier título o afectación de uso o usufructo, de los Bienes Inmuebles X, – Se ordene Inventario de equipos, maquinarias, enseres, moblaje y semovientes y demás bienes muebles que se encuentren en los Bienes Muebles o Inmuebles X, designando perito a los fines de verificación de dicho inventario, – Hacer inventario de todos los bienes que conforman el Patrimonio Conyugal del Matrimonio “A” y “B” , – Decretar una medida innominada que permita a un cónyuge ubicar los bienes de la comunidad conyugal cuyo paradero desconoce, por no ser él el administrador, luce una cautela justa en beneficio de los copropietarios. En consecuencia, una medida tendente a que se ubiquen los bienes de la comunidad conyugal en el estado en que se encuentren, es posible, y si se trata de acciones o cuotas de participación, la investigación podría realizarse en las compañías donde los cónyuges son los accionistas. Lo anterior en base a  que no obsta para que la compañía colaborara como tercero en tal ubicación, ya que la colaboración de los terceros con el proceso no es extraña en el CPC, desde el momento que ellos puedan informar (artículo 443) y pueden ser requeridos a exhibir (artículo 437); además, las personas naturales que sean terceros tienen el deber de testimoniar, por lo que el proceso exige a terceros actividades y ellos deben cumplirlas. También puede servir de base el texto constitucional en su artículo 28 que crea el derecho de acceso a la información o habeas data, así como acceder a documentos de cualquier naturaleza que contengan información, “cuyo conocimiento sea de interés para comunidades o grupos de personas”, derecho de acceso que se ejerce contra partes o terceros, ya que la norma no hace distingos (Sentencia n ° 94 del 15 de marzo de 2000, que “se puede involucrar a un tercero relacionadojurídicamente con las partes, como forma de cautela para detener la dilapidación o el fraude”), – Solicitar, Inspección Judicial en las sedes de la empresa “Y”, conforme a lo establecido en el artículo 472 del CPC, en concordancia con el artículo 41 del CC.

PETITORIO: Demandar formalmente al B, por Administración Irregular De Bienes Comunes, de conformidad con el CC para que convenga en el manejo irregular de los fondos que manejó en los ejercicios económicos de los años X al X en la empresa “Y”, perteneciente a la comunidad conyugal, lo cual asciende a un monto de XBs, o en su defecto sea condenado a ello por este tribunal. Solicito, de conformidad con lo establecido en el  CC, la separación de los bienes de la cónyuge “B”, en lo que respecta a las acciones de la sociedad mercantil “Y”, en la cual se es accionista. Al mismo tiempo solicitar, por vía de informe se le pida a los Registradores Mercantiles, copia certificada de los expedientes de la sociedad mercantil “Y”.

CONCLUSION: Entendemos que la acción en cuestión no está clara a nivel jurisprudencial, pero en el entendido que el derecho no es matemático y por el contrario, crece y enriquece, conforme nuestro actuar como litigantes, consideramos, oportuno demandar en base a que los hechos y circunstancias anotadas permiten afirmar categóricamente que el ciudadano “B”, ha incurrido con su conducta en irregularidades administrativas sin causa que lo justifique y como consecuencia inmediata de tal incumplimiento, en este caso concreto, nace para el cónyuge afectado,  el derecho de demandar por administración irregular de los bienes comunes, más aún en el caso que la disolución del vínculo no se haya realizado y curse por ante el Juzgado “Z”,  solicitando que: -El ciudadano “B” convenga en que ha manejado con el carácter de administrador los Bienes Inmuebles y Muebles…, durante los ejercicios fiscales X al X, e informe sobre la administración de los bienes comunes, exhibiendo los respectivos libros de contabilidad;  – Convenga en reponerle el cincuenta por ciento (50%) de los fondos que manejo en esos periodos. Lo anterior, entre otras consideraciones y a modo de ejemplo. Recordemos que el poder cautelar es a veces la garantía de un buen arreglo.

Dra. Ana Santander.

El efecto de una obligación: es la ejecución o cumplimiento de esta voluntariamente tal y como se contrajo. No hay que confundir una prestación de no hacer con el incumplimiento de las obligaciones, ya que el no hacer es una conducta de abstención que surge e del establecimiento de un contrato, ejemplo: Contrato de exclusividad

El efecto fundamental o integral del cumplimiento de la obligación:  es la extinción de la obligación, esta comprende dos aspectos:

1-que el  deudor se libere, desvinculándose de la obligación que tenia

2- se extinguen la acciones otorgadas al acreedor para constreñir al deudor en el cumplimiento de la obligación

Si el deudor no cumple con la obligación tal y como se contrajo el acreedor puede obligarlo a cumplir  de manera coercitiva si la obligación es jurídica, es decir tiene que estar establecida por la ley, aquí la diferencia con respecto a las obligaciones naturales que no tiene carácter coercitivo.

Art 1271 cc. El será condenado al pago de los años y perjuicios, tanto por inejecución de la obligación como por retardo en la ejecución, si no prueba que la inejecución o el retardo proviene de una causa extraña que no le sea imputable, aunque de su parte no haya habido mala fe.  responsabilidad civil como se genera los incumplimiento para poder quedar liberado con la obligación

** Tipos de cumplimiento de la obligación:

1.- cumplimiento voluntario en especie: se cumple la obligación tal y como se contrajo

2-. Cumplimiento voluntario forzoso:   se cumple la obligación forzosamente y tradia a traves de una conducta distinta a la que se asumio en un principio , y trae consigo la indemnización por daños y perjuicios compensatorios. (inejecucion)

1.- El Cumplimiento, Fundamento Legal:

Art. 1264, las obligaciones  deben cumplirse exactamente como han sido contraídas. El deudor es responsable de daños y perjuicios, en caso de contravención.   El efecto primordial en la generación de las obligaciones es el cumplimiento de estas obligaciones exactamente como han sido contraídas, este artículo nos establece el principio general en materia de cumplimiento las obligaciones, el llamado principio de prioridad del cumplimiento de la obligación en especie, ahora si la persona no cumple la obligación tal y como fue contraída, pueden suceder que incumpla absolutamente la obligación y que se va a exigir como acreedor, el cumplimiento forzoso, este cumplimiento es exactamente como fue contraído, pero no siempre se puede probar que ante el incumplimiento de una de las partes la otra parte sufre un daño, porque la indemnización sería automática por el simple hecho de no cumplir con obligación, para que surja la acción de indemnización por daños y perjuicios se debe probar, esta es una acción accesoria a una acción principal, ahora si la persona no cumple exactamente como ha sido contraída la obligación se pierde la posibilidad de exigir el cumplimiento en especie de la obligación?. Si exige el cumplimiento forzoso de la obligación, esa es la conducta debida?. si la misma conducta, pero se pide el cumplimiento forzoso

**La diligencia del deudor es lo que se conoce como responsabilidad subjetiva art 1270 CC

La conducta debida es el contenido de la obligación.

Prestación de dar, transmisión del derecho de propiedad u otro derecho real.

Prestación de hacer, conducta positiva que no consiste en la transmisión del derecho propiedad u otro derecho real.

No hacer, conducta de abstención.

(Con prestación de dar): Es un contrato de compra venta, paga la cosa y el vendedor se niega a entregar la cosa, se debe tomar en consideración si él puede cumplir la conducta tal y como la contrajo, si el carro se encuentra dentro del patrimonio del deudor el cumplimiento debe ser en especie. Si no existe dentro del patrimonio del deudor el cumplimiento es por equivalente. Probado el daño se exige la indemnización de los daños y perjuicios que el incumplimiento haya causado.

Si la prestación es de hacer, si la conducta es personalísima y no cumple porque no quiere cumplir, el cumplimiento se da en especie si la conducta no es personalísima, si no se puede exigir el cumplimiento por equivalencia, ya que no se puede coaccionar a nadie físicamente para que cumpla con la obligación.

Si la conducta es de no hacer, el que la persona haya realizado la conducta hay incumplimiento, se exige otra conducta distinta, un cumplimiento por equivalente, pero hay conductas que pueden ser borradas (un muro por encima de los metros que se han convenido, se puede mandar a tumbar el muro, se puede obligar al deudor a tumbar el daño e indemnizar los daños y perjuicios).

Hay cumplimiento en especie que es la conducta debida y cumplimiento por equivalente (art. 1264).

Si una persona se compromete a cumplir y cumple con la obligación, termina la obligación con el cumplimiento. Se extinguen las acciones que el legislador le concede al acreedor por si el deudor no cumple voluntariamente pueda acudir a los órganos jurisdiccionales para que cumpla forzosamente. Si no cumple con la obligación, el acreedor va a exigir el cumplimiento forzoso, debe ser la misma conducta a la que el se comprometió y si se niega a cumplir con la conducta y se exige el cumplimiento por equivalente y se indemnice los daños y perjuicios que se hayan acarreado en el patrimonio.

**El principio general en materia de cumplimiento

2.- El principio fundamental en materia de cumplimiento de la obligación, es el cumplimiento en especie, para cumplir con esa conducta tal y como se contrajo. Dependiendo del tipo de cosas los efectos cambian.

2.1.- El principio de identidad:

El cumplimiento debe ser idéntico a la prestación pactada y por lo tanto el deudor no puede ejecutar una prestación diferente a la prometida, aún cuando aquella prestación sea equivalente o mayor que ésta y aun cuando satisfaga igual o mejor el acreedor, (se presta unos tomates, la conducta debe ser idéntica para el cumplimiento, se presta u millón de bolívares y se compromete a pagarlo en una fecha especifica el monto completo, la otra parte no la puede pagar por partes). Art. 1290.

2.2.- Principio de Integridad:

El cumplimiento debe ser completo o integro, es decir, debe comprender toda la prestación prometida; por lo tanto, el deudor no puede cumplir menos de lo debido ni el acreedor exigir más de lo acordado. No se puede obligar a la persona a entregar algo distinto a lo que se dio, la conducta no es idéntica y las obligaciones deben cumplirse exactamente como han sido contraídas. Art. 1291.

2.3.- El principio de prioridad:

La ejecución en especie es la forma ordinaria, normal o natural del cumplimiento de las obligaciones. El legislador supone que las partes al contraer una obligación desean que ella se cumpla de la manera originalmente pactada, del modo como fue contraída y no de un modo o manera distinta; en consecuencia, el deudor debe cumplir su obligación de un modo idéntico a como lo contrajo y el acreedor no puede rehusar o rechazar tal incumplimiento, ni exigir que se le cumpla una prestación distinta.

El cumplimiento de la obligación, va unido al principio de identidad y el principio de integridad.

El art. 129, 1270 y 1271, establece la llamada diligencia del deudor en el cumplimiento de las obligaciones.

En materia de conducta cuando se deriva de un contrato el legislador dice que se debe comportar como un buen padre de familia.

Para establecer los llamados incumplimiento, se deben ajustar la conducta a un hecho objetivo, es decir, si la persona incumple totalmente la obligación o si cumple pero tardíamente o cumple parcialmente, cumple defectuosamente a efectos de establecer cuales son los daños que se van a generar producto de los distintos tipos de incumplimiento y no pueden ser en base a la conducta del buen padre de familia, debe ser en base a algo que pueda ser cuantificable y que el que alega que le están causando un daño pueda probar ese daño.

Las obligaciones que son en pago de sumas de dinero, no se debe probar nada, comienzan a correr los intereses moratorios.

El art. 1264, nos habla del cumplimiento voluntario y el cumplimiento forzoso o involuntario, que es la llamad indemnización de los daños, el principio de prioridad, porque el acreedor quiere que le cumplan con la conducta debida si no hubiera contratado.

**Tipos de incumplimientos

1.-Incumplimiento permanente: (inejecución) es el incumplimiento absoluto de la obligación y trae consigo el cumplimiento por equivalente cumplimiento forzoso de la obligación  y como se le ocasiona un daño al acreedor por no haber cumplido la obligación trae como consecuencia la indemnización por daño y perjuicios compensatorios art 1271

2.- Incumplimiento temporal:  (retardo culposo ) donde la obligación se suspende hasta que el obstáculo se pueda subsanar, dando paso a la indemnización por daños y perjuicios moratorios

 1.- CONCEPTO:

El contrato sería la convención que tiene por objeto constituir, reglar, transmitir, modificar o extinguir relaciones jurídicas de tipo patrimonial.

El contrato es una convención entre dos o más personas para constituir, reglar, transmitir, modificar o extinguir entre ellas un vínculo jurídico.

 Caracteres:

1.- Es una convención:

El contrato constituye una especie de convención, puesto que involucra el concurso de las voluntades de dos o más personas conjugadas para la realización de un determinado efecto jurídico, que puede consistir en la creación, regulación transmisión, modificación o extinción de un vínculo jurídico de naturaleza patrimonial.

2.- Establece relaciones jurídicas:

El contrato regula relaciones o vínculos jurídicos de carácter patrimonial, susceptibles de ser valorados desde un punto de vista económico.

3.- Produce efectos obligaciones entre las partes:

Siendo el contrato el resultado de la libre manifestación de voluntad de las partes contratantes e imperando en el derecho moderno el principio consensualita, es obvio que se de obligatorio cumplimiento para las partes, quienes así lo han querido y consentido en limitar sus respectivas voluntades.

4.- El Contrato:

Es fuente primordial generadora de obligaciones.

Principio de la autonomía de la voluntad: es el fundamento de la obligatoriedad del contrato.

UBICACIÓN DEL CONTRATO DENTRO EL NEGOCIO JURÍDICO

Negocio jurídico:  es una convención (manifestación de voluntades) que tiene las partes para regular sus relaciones

Negocio jurídico unilateral:  cuando solo una de las partes se  obliga

Negocio jurídico bilateral: cuando ambas partes se obligan recíprocamente.

El acuerdo: se toma por la mayoría, puede que uno no este de acuerdo

La convención: para que exista se requiere de unanimidad, que todas las partes del contrato estén de acuerdo

Convención unilateral:  es la oferta, no recepticio porque no va dirigido a una persona particular.

 3.- REQUISITOS DE EXISTENCIA DEL CONTRATO

1.- El consentimiento:

Es la manifestación de voluntad de las partes contratantes, consentimiento es una figura que se forma con dos manifestaciones de voluntad, si existe una sola oferta, un negocio unilateral donde una sola parte se obliga (la persona oferente),

 para que ambas personas se obliguen o se obligue una sola de ellas producto de un contrato se requiere de la manifestación de voluntad de ambas partes que conforman el elemento subjetivo de la obligación, es decir, manifestar la voluntad de querer contratar con alguien, simplemente es una oferta, se busca con quien contratar cuando se consigue una persona que manifieste su voluntad de manera concurrente, decimos que en ese momento se forma el consentimiento.

El objeto:

Es el contenido de la obligación y el elemento objetivo de la obligación, es la prestación, la prestación es la conducta a la que se obliga el deudor a favor de su acreedor, el objeto del contrato es el contenido mismo de la obligación, el objeto es la conducta a la que se obliga una o ambas partes productos de esta fuente generadora de obligaciones como es el contrato.

 3.- La Causa:

No es el contenido el contrato, es el fin que persiguen las partes al contratar.

En el contrato de compra venta, existen los elementos subjetivos y el vinculo, que produce la obligación que se genera en el contrato, se encuentran todos los elementos esenciales para su existencia. No se deben confundir los elementos de la obligación con los del contrato, el contrato es una de las fuentes generadoras de obligaciones pero no es la única.

En la compra venta, los elementos de la obligación: sujetos, comprador y vendedor, objeto la transmisión de la propiedad, prestación de dar que consiste en una conducta positiva del deudor al acreedor, y el vínculo (lazo o atadura que une el patrimonio de los sujetos) lazó que une el patrimonio del vendedor con el patrimonio del comprador y viceversa, porque si una de las partes que no cumple con su obligación., surge la llamada responsabilidad civil contractual (acción que va a intentar la parte que ha cumplido con la obligación en contra del patrimonio de aquel que no ha cumplido con ella cuando la obligación es recíproca).

Art. 1161, 1265. Si el vendedor no cumple con la entrega de la cosa y el comprador ya pagó, el comprador va a atacar el patrimonio al vendedor a efectos que cumpla con la conducta debida.

Artículo 1161:

En los contratos que tienen por objeto la transmisión de la propiedad u otro derecho, la propiedad o derecho se trasmiten y se adquieren por efecto del consentimiento legítimamente manifestado; y la cosa queda a riesgo y peligro del adquiriente, aunque la tradición no se haya verificado.

Artículo 1265:

La obligación de dar lleva consigo la de entregar la cosa y conservarla hasta la entrega.

 Los elementos del contrato, ambas partes deben dar su consentimiento, objeto es el contenido mismo de la obligación, conducta positiva del deudor a favor de su acreedor que consiste en la transmisión del derecho de la propiedad. La causa, es el fin que persiguen las partes al contratar, para el vendedor entregar la cosa, y para el comprador pagar.

Art. 1133 contratos, caracteres del contrato:

Es una convención (se requiere unanimidad), lo acuerdos se conforman por mayoría, las convenciones por unanimidad, en los contratos se requiere unanimidad. El contrato se utiliza para regular relaciones entre dos o más personas. Los actos o negocios jurídicos producen efectos y pueden generar derechos y obligaciones entre las partes que conforman esa convención y generan ese lazo o atadura que existe entre el patrimonio de esos sujetos. También existe un contrato en el cual una tercera persona sin ser parte se beneficie o se perjudique con ese contrato, (el seguro de vida, el beneficiario no es parte pero se beneficia o se perjudica).

Artículo 1133:

El contrato es una convención entre dos o más personas para constituir, reglar, transmitir, modificar o extinguir entre ellas un vínculo jurídico.

 Elementos de existencia del contrato, Art. 1141:

Artículo 1141: Las condiciones requeridas para la existencia del contrato son:

1.- Consentimiento de las partes.

2.- Objeto que pueda ser materia de contrato.

3.- Causa ilícita.

Un contrato puede ser anulable, la nulidad que se produce no es absoluta, es nulidad relativa, porque el contrato solamente surte efecto entre las partes contratantes, aquel que la persona con quien contrató le arrancó el consentimiento en base a un error, dolo o violencia, o que a sabiendas que era incapaz, contrató con él, tendrá la carga de probar esos hechos a efectos que el contrato sea anulado, es decir que tiene un vicio relativo y no absoluto.

Fuerza obligatoria del contrato art. 1159.

Artículo 1160 Buena fe en los contratos, las partes ejecutar los contratos de buena fe.

Artículo 1160: Los contratos deben ejecutarse de buena fe y obligan no solamente a cumplir lo expresado en ellos, sino a todas las consecuencias que se derivan de los mismos contratos, según la equidad, el uso o la ley.

4.- Elementos esenciales de validez del contrato; art. 1142:

Artículo 1142.- El contrato puede ser anulado:

1.- Por incapacidad legal de las partes o de una de ellas.

2.- Por vicios del consentimiento.

3.- De los requisitos para la validez de los Contratos.

Capacidad y consentimiento, que haya sido otorgado libremente, que no haya vicios (error, dolo o violencia).

5.- Capacidad contractual: art 18 cc

Es la medida de la aptitud de un sujeto de derecho para realizar por su propia voluntad negocios jurídicos válidos que afecten sus propios intereses.

Siguiendo la doctrina tradicional, el Código Civil, coloca la capacidad como elemento, requisito o condición indispensable a la validez del mismo. Esto quiere decir que es un elemento necesario para que el contrato produzca todos sus efectos jurídicos. La ausencia de capacidad puede producir la invalidez del contrato, que si bien este existe, puede ser anulado a petición de la parte en cuyo favor se ha instaurado esa anulabilidad.

Capacidad de goce:  se tiene por el simple hecho de nacer

Capacidad de ejercicio:  se adquiere cumplido los 18 años que es capaz de generar derechos y obligaciones = capacidad contractual art 18 cc

Capacidad delictual: art 1186 cc el incapaz  queda obligado por sus actos ilícitos, siempre que haya obrado con discernimiento..

6.- Diferencias entre Capacidad contractual y Capacidad delictual:

la capacidad contractual es considerada por el legislador con mayor rigidez que la capacidad delictual. Es lo que se observa en el régimen que las regula. En materia de delictual, el incapaz responde por sus actos ilícitos cuando actúa con discernimiento,  independientemente de la edad o defecto intelectual que presente. La responsabilidad civil delictual procede siempre que exista discernimiento en le momento de producirse helecho ilícito.    En cambio en materia contractual el legislador es mas estricto, pues no se atiende al discernimiento para fijar la capacidad, sino que fija limites objetivos, como la minoría de edad y el efecto intelectual. El menor, el entredicho y el inhabilitado jamás pueden comprometer  su responsabilidad en virtud de una relación contractual pues por esas mismas circunstancias objetivas son consideradas incapaces.

1.- El art. 1134, clasifica los contratos en primer término, en contratos unilaterales y contratos bilaterales, un contrato es unilateral cuando una sola de las partes se obliga y es bilateral cuando se obligan ambas partes recíprocamente.

Toda obligación requiere de tres elementos: sujetos, el objeto y el vínculo.

La fuente primordial generadora de obligaciones es el contrato, y tiene que tener los elementos esenciales para que se genere la obligación, todo contrato debe tener unos sujetos que son los elementos subjetivos de la relación, un objeto y un vínculo, es decir, lo que une el patrimonio del deudor con el patrimonio del acreedor.

Para que exista un contrato, debe haber tres elementos esenciales

a.- El consentimiento de ambas partes.

b.- El objeto: que es el contenido de la obligación.

c.- La causa: Que es lazo o atadura que une el patrimonio del deudor con el patrimonio del acreedor.

Si decimos que un contrato es unilateral quiere decir que está conformado por dos sujetos pero solo uno de ellos es obliga y es bilateral cuando ambas partes se obligan recíprocamente.

Lo importante de esta clasificación viene dado en la llamada teoría de los contratos bilaterales, la teoría de los contratos está conformada por tres figuras, la llamada acción resolutoria, la excepción no cumplida y la llamada teoría de los riesgos contractuales de acuerdo a sus efectos.

Si no se cumple la obligación tal y como fue contraída, existe un incumplimiento culposo y la obligación es de ambas partes contratantes, la parte que cumplió con la obligación tiene a su elección dos opciones, la acción de cumplimiento o intentar la acción resolutoria, es decir volver a la situación pre contractual ante el incumplimiento culposo de una de las partes, porque puede suceder que haya un incumplimiento que no sea imputable a la parte deudora, porque no puede cumplir, ya que pueden existir circunstancias que le impidan el cumplimiento de la obligación, el deudor quedará exonerado del cumplimiento de la obligación si prueba que dicho retardo se debe a una causa extraña no imputable.

Si el cumplimiento es no culposo aplicaremos en todo caso la teoría de los riesgos contractuales, es decir, quien corre con la carga de los riesgos ante el incumplimiento por parte del deudor.

2.- Contratos unilaterales y bilaterales:

2.1.- Unilaterales:

2.1.1.- Comodato:

(Comodante, acreedor porque tiene la acción que tiene la ley para poder exigirle a la otra parte la devolución de la cosa, es decir que cumpla con la obligación, devolver la cosa y el comodatario es el deudor), es un préstamo de uso, con la obligación de devolverlo, el comodatario se obliga con el comodante a devolver la cosa una vez concluya el tiempo establecido en el contrato, es unilateral, porque el comodante no está obligado a prestar la cosa, es gratuito. El contrato de comodato por esa previa entrega transforma el contrato de comodato en real que es aquel que se perfecciona con la previa entrega de la cosa, la única obligación es la del comodatario es de devolver la cosa.

2.1.2.- Depósito:

(Depositante, acreedor y depositario, deudor), se entrega para que le depositario cuide la cosa, no la puede usar y está obligado a devolverla cuando el depositante la solicite, solamente la obligación es para el depositario, no la puede usar ni con el consentimiento del depositante, porque se transformará la naturaleza del contrato, entonces sería de comodato o un mutuo.

2.1.3.- Mutuo:

(Mutuante, acreedor y mutuario, deudor), préstamo de consumo, se hace sobre cosas consumibles, el mutuario se transforma en propietario de la cosa pero está en la obligación de devolver otra cosa de igual calidad o cantidad.

2.1.4.- Prenda:

(Acreedor, prendario y deudor), (el que tiene la cosa y está obligado a devolverla) y deudor prendario (acreedor), se entrega la cosa, pero una vez que le propietario cumpla con la obligación, el acreedor prendario debe devolver la cosa objeto de garantía, por eso es unilateral, solo se obliga el acreedor pignoraticio o precario (que posee en nombre de otro).

2.1.5.- Donación:

Se procura algo a otra persona sin recibir nada a cambio, es un contrato gratuito que genera obligación en la persona del donante pero no es su característica primordial, se habla de una liberalidad de una persona a favor de otra que produce un empobrecimiento del patrimonio de la persona que regala porque no está recibiendo nada a cambio, se puede colocar como unilateral, el donante provee un beneficio para el donatario sin recibir nada a cambio, Es un contrato formal.

2.2.- Bilaterales:

2.2.1.- Hipoteca.

(Accesorio, sigue la suerte del principal), bilateral, no se entrega el inmueble, es una obligación accesoria de la obligación principal, que es bilateral ya que una parte está obligada a pagar y la otra cuando se le cumple con la obligación se libera la hipoteca.

2.2.2.- Mandato:

Es oneroso, no puede ser un contrato unilateral, el mandato y los poderes que una persona le otorga a un abogado para que lo represente es lo mismo, el mandato es bilateral.

 Acreedor (mutuante, comodante, deudor prendario, depositante), tiene la acción que le da la ley para reclamar y exigir el cumplimiento de la obligación por parte del deudor.

Contratos bilaterales:

Aquel donde las obligaciones son recíprocas. El acreedor no puede intentar la acción resolutoria, se intenta la llamada acción de cumplimiento, porque resolver un contrato significa volver a la situación precontractual, existe cumplimiento en especie y por equivalente.

Si el contrato es unilateral la acción es la acción de cumplimiento.

En los contratos bilaterales se da la llamada excepción de contratos no cumplidos, se vende algo pero ni se entrega la cosa ni se paga el precio, el que va a comprar demanda el cumplimiento, a lo que el demandado en la contestación excepciona el cumplimiento porque la otra parte tampoco ha cumplido la obligación (cumple tu para cumplir yo), pero si no es recíproca no se puede intentar esta acción.

Teoría de los riesgos contractuales:

Puede ser que se haya incumplido culposamente la obligación puede ser que no se cumpla por una causa extraña no imputable al deudor, esta teoría estudia corre con los riesgo del contrato. Lo que es destrucción o deterioro del contrato por una causa extraña no imputable a los obligados, si el contrato es unilateral, es decir, una sola parte obliga y la parte obligada no cumple porque no ha podido cumplir, corre con la carga de los riesgo el acreedor porque ya no puede exigir la devolución de la cosa porque se destruyó por una causa extraña no imputable al deudor.

En el mutuo no hay riesgos porque son cosas genéricas y pueden ser sustituidas por igual calidad y cantidad.

En el depósito corre con la carga de los riesgos el depositante, en la prenda corre con la carga de los riesgos el deudor prendario.

Cuando el contrato es bilateral (art. 1161), corre con la carga de los riesgos el propietario cuando es un contrato traslativo de propiedad; en los contratos bilaterales no traslativos de la propiedad, ambas partes corren con la carga de los riesgos porque ambos son acreedores y deudores recíprocamente.

3.- Onerosos y Gratuitos:

Art. 1135, clasificación de los contratos en oneroso, una de las partes trata de procurarse a una ventaja mediante un equivalente y es gratuito cuando la parte trata de procurar una ventaja a la otra sin equivalente.

En el pago de lo indebido, si se regala ese pago, los efectos serán distintos si se vende, (art. 1182), si se vende está obligado a restituir el equivalente por el pago, y le regrese la acción para recuperar la cosa, si actúa de buena fe, si regala, el tercer adquiriente queda obligado dentro del límite de su enriquecimiento con el que dio el pago de lo indebido, el segundo queda por fuera. Si la enajena después de haber tenido conocimiento de su obligación de restituir (mala fe), queda obligado a restituir la cosa en especie, es decir la misma cosa, debe devolver la misma cosa, más los daños y perjuicios por haber actuado de mala fe o su equivalente con la tasa actual, salvo para que haya pagado indebidamente tiene el poder de decidir si quiere el dinero o la cosa, o puede ejercer la acción contra el adquiriente.

En materia de tributo, cuando se regala una cosa se paga un tributo mayor que si se compra.

4.- Aleatorios y conmutativos:

Art. 1136, el contrato es aleatorio cuando para ambos o para uno de ellos la ventaja depende de un hecho, las prestaciones son equilibradas, en un contrato de seguro se paga y si no ocurre ningún riesgo la otra parte no va a estar obligada, si ocurre un riesgo la contraprestación es mayor a la cuota que se paga, la ventaja depende de un hecho casual.

Porque se denomina Clasificación doctrinaria:

Esta clasificación no la establece el código civil, la establecen los estudiosos del Derecho de acuerdo a las características de los distintos contratos.

Contratos aleatorios: se trata cuando la ventaja de ambos depende de un hecho casual, caso tal el de los seguros que pueden que se beneficien sin hacer nada, siempre que el objeto asegurado no sufra una siniestralidad, y si ocurre será ventajoso para el asegurado, todo depende del hecho casual de siniestralidad.

Consensúales: se perfecciona con el consentimiento legítimamente manifestado por las partes contratantes (a cuerdo de precio y cosa).

Reales: aquellos contratos que además del consentimiento se requiere de la previa entrega de la cosa, por ello el Mutuo, Comodato, Depósito y Prenda, son unilaterales, pues solo se obliga una sola parte, pero se perfecciona a partir de la entrega de la cosa por ello es real.

 Formal: a parte del consentimiento, se requiere del cumplimiento de formalidades para perfeccionar el contrato.

Cuando yo compro un inmueble pero no lo registro, ciertamente que se transmite el derecho de propiedad, lo que pasa que no es oponible frente a terceros, en conclusión la publicidad registral es una formalidad no para la existencia del contrato sino para su comprobación, caso distinto a la donación, la hipoteca, que requiere una formalidad ab sustancia, y de no formalizarse no hay contrato; por ejemplo la hipoteca como se da en bienes inmuebles, la persona del acreedor no recibe la posesión de la cosa, por ello la necesidad de la formalidad registral.

Contratos de cumplimiento instantáneo y de tracto sucesivo: Ejemplo: Compra – Venta, si es una sola parte, es decir, dando y dando, se considera de cumplimiento instantáneo. Si es en dos partes se considera de tracto sucesivo, como también lo es el contrato de arrendamiento.

Contratos paritarios: cuando cada cual busca sus ventajas producto del equivalente que va a recibir la otra parte.

Contratos de adhesión: cuando una de las partes no tiene opción de escogencia, pues que no hay otro que preste el servicio, de manera que requiere de estar prerredactado y prestar un servicio público monopólico.

Por ello hay muchos que alegan que los contratos de letras pequeñas vistos en los tickets de estacionamiento y tintorerías donde no se responsabilizan por daños,  no constituyen ningún contrato de adhesión pues a pesar de estar prerredactado no cuentan con el carácter público monopólico, ya que existen muchos estacionamientos y tintorerías, caso distinto sería la electricidad de Caracas o Hidrocapital que prestan servicios únicos sin otra competencia, igual que una vez lo fue la CANTV, pero hoy con las distintas empresas de la telefonía ya no tiene carácter monopólico.

Contratos principales: se refiere al contrato único o bien sobre el cual existe una garantía en caso de incumplimiento.

Contratos accesorios: sirve de garantía a uno principal y tiene el carácter de seguir la suerte del contrato principal, pues si este es nulo, nulo también será el accesorio.

Contratos nominados e innominados:

Contratos nominados: dispuestos por la ley en el Código Civil.

Contratos innominados: nacen por el intelecto que surge en el principio de la autonomía de la voluntad de las partes.

Contratos preparatorios a ante contratos: sirven como proyectos de contratos y carecen del carácter coercitivo u obligatorio; por ejemplo, los que van estudiando las personas que se reúnen a los fines de constituir una persona jurídica.

Contratos definitivos: se refieren a los que definitivamente convienen las partes a contratar. Ciertamente la clasificación doctrinaria de los contratos emana de los estudios de los juristas según las características, pero pueden estar doctrinariamente clasificados e igualmente van a coincidir con una o varias clasificaciones legales.

En los contratos conmutativos, es posible que yo por una urgencia necesite desesperadamente dinero, situación esta que es aprovechada por alguien y me compra muy por debajo del precio comercial, yo luego podría solicitar la nulidad del contrato y regresar a los hechos precontractuales, afianzándome en la teoría de la lesión patrimonial pues alguien se ha beneficiado perjudicando a la otra parte.

Así también tenemos contratos anticipados, donde por ejemplo yo compro un producto derivado del petróleo a un precio fijado, pero si ocurriese una guerra que afecten generalmente los precios del petróleo, entonces la otra parte puede alegar que ciertamente puede seguir suministrándome el producto pero no al precio convenido en el contrato, pues estaría ocurriendo un desequilibrio patrimonial por una causa imprevista, esto es posible por la llamada teoría de la imprevisión (desequilibrio patrimonial por hechos no previstos).

Esto puede ocurrir en contratos conmutativos y de tracto sucesivo.

 

 

 

Particularidades.

Prenda: accesorio a una obligación principal, constituye un derecho real limitado de garantía sobre cosas muebles, y una vez cumplida la obligación a la cual está garantizando, queda como único obligado el acreedor prendario para devolver la cosa, por ello es unilateral.

 

Hipoteca: accesoria a una obligación principal, constituye u n derecho real limitado de garantía, se constituye sobre cosas inmuebles, donde en caso de incumplimiento de la obligación principal será garantía ejecutada, por ello como la persona nunca se despojó de la posesión, al cumplirse la obligación principal sigue la suerte de esta y se termina, por lo que nunca se observa la figura de un único obligado, por lo que sigue la suerte del principal y se consolida como bilateral.

 

Al yo garantizar una obligación con un brillante, pero no lo coloco en posesión de acreedor, no perfecciono el contrato de prenda, de manera que no hay garantía alguna sobre la obligación, distinto a la hipoteca donde nunca pierdo la posesión pues se constituye sobre un bien inmueble, por lo que solo se colocará una nota marginal en el título de propiedad que hará constar que ese bien está garantizando una obligación.

 

Es posible que yo compre un apartamento a crédito y coloque el mismo apartamento  como garantía, si se destruye ese apartamento, yo debo seguir pagándolo, pues una cosa es el préstamo y otra distinta es la garantía, tanto que el banco me puede pedir otra garantía por el préstamo otorgado y yo deudor debo obligatoriamente dar otra garantía.

 

 

 

 

Si vemos la obligación como un vínculo, es decir, es lazo o atadura que une el patrimonio del deudor con el patrimonio del acreedor, se podrán transmitir las obligaciones, si lo vemos desde ese punto de vista no serían susceptibles de ser transmitidas.

Cuando la vemos como aquel elemento de contenido patrimonial se abre la posibilidad de transferir una obligación y cambiar el sujeto primitivo de esa obligación, porque las obligaciones son relaciones entre personas, si una persona se obliga y muere se transmite la obligación a sus causahabientes a título universal.

Cuando una persona se muere no solamente se transfieren los derechos sino también las obligaciones al causahabiente a título universal porque este es el continuador de la personalidad jurídica de su causante.

Existen los causahabientes a título universal que son los continuadores de la personalidad y los causahabientes a título particular que son los continuadores de la titularidad; decimos que si una persona transfiere un derecho a otra persona ese derecho se encuentra en el patrimonio de la otra persona en las mismas circunstancias de la anterior porque no se puede transferir ni un mejor derecho ni pero que como lo tenía.

Cuando se habla de causahabientes a título universal, este continúa los derechos como los tenía la otra persona, no se le puede hacer ningún cambio, porque se supone que una persona contrata para sí y para sus causahabientes.

Podrán existir causahabientes a título universal por actos entre vivos? Podrá alguien ser continuador de la personalidad jurídica de otro sin que este se haya muerto? Si una persona se muere y tiene 4 herederos (un menor de edad) que son los continuadores de la personalidad y el legislador presume que se contrató para sí y para ellos, deja un testamento que dice que no se puede hacer la partición hasta que el menor adquiera la mayoría de edad, pero otro heredero necesita que le transfiera los haberes del acervo hereditario, pero se tiene que mantener en comunidad por el testamento, a tal efecto cede los derechos de la sucesión a otra de persona porque lo necesita, esto es un acto entre vivos, la persona que adquiere va a ser continuador de la personalidad por un acto entre vivos. Entre personas jurídicas, tiene una empresa que fabrica champú, otra que distribuye, otra de transporte, todas tienen derechos y obligaciones y se fusionan en una sola empresa, y por un acto entre vivos esa nueva persona jurídica formada adquiere los derechos y las obligaciones de cada una de esas empresas. Estos son los causahabientes a título universal por actos entre vivos, y se transfiere la personalidad jurídica.

Los causahabientes a título universal por actos mortis causa, en este caso hay que tomar en consideración que existe la sucesión hereditaria entre particulares art. 1963, 995, 1110, 1036, En la posesión los causahabientes a título universal continúan la posesión como la tenía el causante. Y también existe la sucesión hereditaria a favor del Estado, cuando hay una herencia y los herederos renuncian totalmente a ella o no hay ningún heredero, la herencia se declara yacente pasan los años y se declara la vacantia el Estado acepta pero a beneficio de inventario, estos bienes entran como un bien del dominio privado de la nación; también si la persona deja un testamento donde manda a hacer misas o se deja una donación en beneficio de los pobres, no se puede hacer, estos bienes pasan a ser del dominio privado de la nación., no se pueden dejar donaciones a personas indeterminadas, deben ser específicas, art.899 y 900, 1070, 1062.

Qué obligaciones no se transmiten a los causahabientes a título universal?, art. 1163, si se establece una renta vitalicia por 15 años, y la persona se muere a los 10 años, los causahabientes a título universal heredan el derecho por los 5 años que faltan, si la renta es  a perpetuidad no pasa a los causahabientes, se acaba con la muerte de la persona; igual pasa con el usufructo; un contrato de trabajo no puede pasar a los causahabientes a título universal, siempre va a depender de la naturaleza del contrato.

Causahabiente a título particular, es un continuador de la titularidad, una persona puede transferir la titularidad por actos entre vivos a título gratuito o a título oneroso, también se puede constituir un causahabientes a título particular por acto mortis causa, es decir, el causante en su testamento le transfiere la titularidad de un bien específico de su patrimonio, en este caso se denomina legado y la persona que recibe se denomina legatario. Art. 909 y 910. Siempre tiene que ser un bien específico. Si se lega un carro, color gris, marca XX (es genérico) y cuando se muere el carro no existe porque lo vendió antes de morirse, (art 960), el legado debe ser bien específico (placas, seriales, etc.) el legado existe si el bien está exactamente donde dice el testamento. Por actos entre vivos se transfiere los derechos y las obligaciones; se regala un apartamento (donación), el derecho debe transferirse ni mejor ni peor de cómo lo tiene, se debe transferir igual. Art. 730.

Si una persona le transfiere a otra una propiedad con inquilino, en materia de efectos internos del contrato se considera que ella contrató con el inquilino, porque le transfirió la propiedad y el derecho que pueda cobrar, lo que se conoce como cesión de derecho art. 1549, cedente (antiguo propietario) y cesionario (nuevo propietario y nuevo acreedor) y cedido (deudor), el cesionario no tiene derechos contra terceros sino después de la cesión. Art. 1551, 1552 y siguientes.