Posts etiquetados ‘#CRIMINALISTICA’

Criminalística de Campo

Para efectos de tener claro los alcances de la criminalística de campo, a continuación se exponen los puntos de vista de los criminalistas Pedro López Calvo y Pedro Gómez Silva, en los siguientes términos:

Es importante para el criminalista o investigador del lugar de los hechos saber, proteger, observar y fijar el lugar de los hechos. Sin embargo, conocer las técnicas para la recolección de elementos materiales de prueba no basta. Ni tampoco es suficiente saber suministrarlos a las diversas secciones de laboratorio de criminalística. La criminalística de campo no concreta sus actividades en la fases de investigación citadas; el experto que la práctica debe aplicar conocimientos vastos y vigentes ofrecidos por las otras disciplinas científicas de la criminalística en general, con el objeto de contar con bases técnicas para aplicar la metodología específica y razonar científicamente el valor de los elementos materiales de prueba que se registran en las conductas presuntamente delictuosas.

El estudio y análisis de los elementos materiales  de prueba facilitan el conocimiento para establecer la forma y mecanismo de los hechos con todos sus fenómenos, desde el inicio de la primera maniobra hasta el último movimiento que se puso en juego para realizar el hecho; aquí se incluyen las formas de uso de los instrumentos u objetos de ejecución y el registro de sus manifestaciones, movimientos, tocamientos y desplazamientos de cuerpos y objetos efectuados durante la comisión del hecho. Inclusive se puede utilizar extensa variedad de agentes mecánicos, químicos, físicos y biológicos, y pueden surgir también variadas evidencias. Su análisis identificativo, cuantitativo, cualitativo y comparativo necesitará de metodología, tecnología y conocimientos universales de las disciplinas científicas que constituyen la criminalística general, como son: balística forense, explosivos e incendios, Documentoscopia, fotografía forense, hechos de tránsito, sistema de identificación de personas, técnicas forenses de laboratorio y, otras.

Es importante tener presente que la criminalística de campo es la que suministra o alimenta de evidencia a las diversas secciones de técnicas forenses de laboratorio (Química, Física y Biología).

Criminalística de laboratorio

La criminalística de laboratorio es aquella que verifica sobre el terreno los trabajos científicos necesarios para descubrir las huellas del delincuente y los indicios del ilícito; la de identificar a los reincidentes y dar a los jueces la prueba inicial que pueda orientarlos. La función del laboratorio en el trabajo policiaco consiste en el examen de la evidencia. Usualmente el propósito de este examen es para determinar la manera en que fue cometido el crimen, relacionar al sospechoso con el crimen o ayudar a establecer la identidad del criminal. Naturalmente las actividades del laboratorio no están rígidamente  confinadas a estos objetivos, sino que puede incluir muchas otras tareas dentro de los múltiples deberes relacionados con el trabajo policiaco. La función del experto del laboratorio consiste en analizar la evidencia física y huellas sometidas al laboratorio del crimen por el investigador. […]. Para que el laboratorio brinde eficaz auxilio, en principio, es indispensable que reciba la evidencia sin alteración, la que debe ser cuidadosamente tratada aplicando las técnicas señaladas para su levantamiento y embalaje, según su naturaleza y estado.

Los trabajos científicos de la criminalística en el laboratorio se realizan con el método general de las ciencias naturales, conocidos como “el método inductivo” con sus tres pasos fundamentales: observación, hipótesis y experimentación. Este método en el laboratorio se conoce como el de comprobación o experimentación y es con el que se van a efectuar las tareas científicas en el estudio, análisis y comprobaciones de los indicios colectados en el campo de los hechos o suministrados por otros sujetos de tal manera que los resultados pueden ser aprovechados o interpretados adecuadamente para conocer su intervención en el hecho que se investiga y mostrarlos como evidencias de la verdad, cuya evaluación de los resultados obtenidos lo harán los órganos que tiene como misión la procuración y administración de justicia. Aunque en el laboratorio es recomendable aplicar “el método científico” con todos sus pasos sistematizados. Pero los expertos en criminalística en la actualidad y de acuerdo con las necesidades científicas y trabajos realizados en sus diferentes disciplinas, aplican metodologías convenientes y sistemáticamente estructuradas con la problemática que se va a resolver. Todo ello obedece al amplio campo de investigación criminal que abarca la ciencia en estudio.

La investigación criminal es un conjunto de saberes interdisciplinarios y acciones sistemáticas integrados para llegar el conocimiento de una verdad relacionada con el fenómeno delictivo.

Comprende:

  • El manejo de estrategias que contextualizan el papel de la víctima, del delincuente y del delito como tal.
  • El estudio de las técnicas orientadas a contrarrestar, controlar y prevenir la acción delictiva.
  • El dominio de la investigación como proceso metodológico que se basa en los principios y teorías de las respectivas ciencias, en los procedimientos jurídicos y la reconstrucción del hecho mediante las circunstancias de tiempo, modo y/o lugar para sustentar en forma técnico científica, los resultados conducentes al esclarecimiento de un presunto delito y a la identificación de sus autores.
  • El empleo de los principios y teorías de las ciencias y sus correspondientes disciplinas que apoyan la acción investigativa.
  • La aplicación de los procedimientos jurídicos.
  • La reconstrucción del hecho para visualizar el todo de lo sucedido a través de circunstancias de:

Tiempo: duración o lapsos para la ocurrencia de un acto.

Modo: formas de llevarse a cabo el hecho.

Lugar: espacios físicos utilizados.

Objetivos de la investigación criminal

Los objetivos de la investigación criminal, son los siguientes:

  1. Investigar los hechos consignados en denuncia o querella.
  1. Determinar si se ha cometido o no un hecho punible tipificado en las normas penales.
  1. Recolectar y conservar las pruebas intangibles (por lo general, las tangibles le competen al criminalista).
  1. Identificar con base en los análisis de resultados técnico científicos y de las diligencias judiciales a los responsables del hecho criminal.
  1. Junto con la autoridad judicial competente, propender a la captura del delincuente(s) o persona(s) comprometida(s) en el delito.
  1. Aportar pruebas y participar en todas las etapas del proceso penal.
  1. Recuperar los bienes sustraídos y, ocupar aquellos en que haya una flagrante comisión de un hecho punible o como resultado del desarrollo investigativo que adelanta en compañía de la autoridad judicial competente respectiva.

Características de la investigación criminal

La investigación criminal presenta las siguientes características:

  • Continuidad: La investigación criminal es un proceso concatenado de actividades que están en interrelación con los diversos aspectos que afectan al problema (delito) por investigar, permitiendo que el investigador logre sus propósitos conocidos como el esclarecimiento del delito, captura del autor o autores y el descubrimiento de la verdad, sin olvidar la criminalística.
  • Metódica: La investigación criminal, por ser un proceso, es planeada, no es errática; el investigador criminal sabe lo que busca, como encontrarlo y a dónde recurrir para confrontar hipótesis.
  • Explicativo-causal: La investigación criminal permitirá a quién, dónde, cuándo, cómo, por qué y para qué se perpetró el delito y con qué medios nos estaremos acercando a la verdad de los hechos.
  • Previsión: Ninguna actividad, fase o proceso de la investigación criminal puede realizarse son la previsión y el planeamiento, para sí obtener en forma certera los resultados, deseados y esbozados en el proceso investigativo. Cuanto más completa y exacta sea la investigación, tanto más cerca se estará de la solución de este problema.
  • Organización: La investigación criminal es una secuencia de pasos sistematizados que con base en un orden lógico, metodológico y ordenado, permite al investigador y al criminalista conducir su mente a la consecución de los fines deseados.
  • Actividad analítica-sintética: La investigación criminal es una incesante actividad de análisis y síntesis continua; es decir, la descomposición de un problema en sus elementos que la integran, el análisis de esos elementos y que por inducción (e inferencia) se recomponen e interrelacionan para formular conclusiones menores y a partir de ellas por el mismo proceso de inferencia para extraer conclusiones lógicas y con base en realidades. Es importante tener presente que la omisión en asegurar la prueba disponible o la inexactitud de la investigación y si sobreviene un proceso, pueden ocurrir como consecuencia un extravío de justicia.
  • Legal: La investigación criminal, por ser conducida por un funcionario perteneciente a un organismo del Estado y tener competencia para ello, así como para estar encauzada dentro de la normatividad vigente, es legal y se enmarca siempre con la norma (constitucional, penal, entre otras).

Importancia de la investigación criminal

La importancia de la investigación criminal reside en que el investigador tiene conocimientos amplios y profundos del desarrollo de una investigación, teniendo en cuenta el uso apropiado de los recursos y los pasos que debe seguir, según el caso (el hecho punible) por investigar, partiendo de una buena planeación y coordinación en procura de resultados propuestos, siempre apoyado por la criminalística, la cual permite darle el aporte técnico-científico (objetivo).

La investigación criminal tiene como fin primordial la búsqueda de la verdad mediante la reconstrucción histórica de los antecedentes para determinar cómo ocurrió el hecho, quién, cuándo y por qué se cometió.

Proceso de la investigación criminal

Las múltiples disciplinas del conocimiento humano para la consecución de sus objetivos y propósitos, requiere la realización de un conjunto de actividades lógicas y secuenciales que facilitan la obtención de un objetivo.

Para este caso, el método de la investigación científica del delito, no es sino el llamado “método general de la investigación científica”.

La investigación científica del delito puede asumir dos dimensiones y de hecho deben estar presentes; la primera se refiere al conjunto de procedimientos que se utilizan para explicar el fenómeno del delito, el delincuente, la víctima y las acciones del Estado, que permitirán disminuir los indicios  de impunidad, aplicando con ellos conocimientos científicos y técnicos; es lo que se llama investigación criminológica y puede abarcar el estudio de diversos aspectos como la etiología, incidencia, relación, efectos, tendencias, etc.

La segunda se refiere al proceso metodológico, continúo, organizado, especializado y preciso de análisis y síntesis que el investigador criminal desarrolla respecto de los diversos aspectos que explique el acaecimiento de un delito, a fin de lograr con bases sólidas su esclarecimiento.

Pasos generales de la investigación criminal

Los pasos generales de la investigación criminal son los siguientes:

  • Observación.
  • Descripción.
  • Explicación.
  • Veamos a continuación cada uno de ellos.

Observación

Es el proceso de percepción de objetos y procesos, la cual se hace en forma dirigida metódicamente. La observación es una actividad humana que debe practicarse al máximo para obtener buenos resultados. Muchas personas miran un lugar donde se ha cometido un crimen, pero no perciben la información que allí hay, porque no han ejercido tal vez el sentido de observación y desconocen los procedimientos técnico-científicos que se pueden aplicar en un determinado momento.

Los principios de la observación son los siguientes:

Primer principio: Consiste en el propósito que tiene la observación tal como mirar ciertas variables o simplemente recrear nuestro sentidos.

Segundo principio: La observación es siempre sistemática y lleva consigo un procedimiento, representado en un hábito o algo cada vez se hace más espontáneamente y de manera permanente, sin que ocupe mayor concentración. Es importante descartar algunas suposiciones respecto de la observación. La primera consiste en que cuando se habla de observar la confundimos con ver o con mirar. La observación puede incluir todos nuestros sentidos.

Tercer principio: Los resultados siempre son descripciones de características que simbolizamos mediante la escritura, producto de un proceso mental en el investigador.

Cuarto principio: Se caracteriza porque la observación es una identificación de las cualidades o elementos de un objeto o de una situación.

Descripción

Expresar las observaciones es un subproducto de la observación y es el umbral necesario para el establecimiento de las explicaciones. La descripción responde a preguntas sobre el objeto o la situación observados y, por lo general, tiene el sentido de relacionar entre sí las características identificadas en la observación para ser comunicadas o sea para socializarlas.

La descripción da cuenta del objeto o situación como totalidad y permite relacionar sus elementos (características).

Describir, es una actividad que requiere mucho esfuerzo y un procedimiento sistemático. Es así como consta de una serie de acciones, operaciones de orden físico, mental o comunicativo.

Explicación

Implica establecer relaciones entre los rasgos de un objeto, situación o acontecimiento, para lo cual se utiliza la información que da la observación y la descripción.

Explicación

Significa poder anticipar sobre la base de las explicaciones logradas acerca del comportamiento de los fenómenos, la ocurrencia y modo de manifestarse.

El principio de intercambio de indicios fue creado por Edmond Locard.

Los indicios o evidencias físicas proceden principalmente de las siguientes  fuentes:

  1. Del sitio o lugar de los hechos.
  2. Del presunto responsable o autor.
  3. De la víctima u ofendido.

Cuando se produce la comisión de un hecho delictivo en un porcentaje muy alto, se produce un intercambio de indicios o evidencias entre la víctima y el autor del hecho.

Debe recordarse que no hay delincuente que a su paso por el lugar de los hechos no deje tras de sí alguna huella aprovechable, y cuando no se recogen evidencias útiles en la investigación, la verdad es que no se ha sabido buscarlas en virtud de casi siempre se manifiesta un intercambio de indicios entre el autor, la víctima y el lugar de los hechos.

Para efectos de ilustrar éste principio a continuación se expone un ejemplo de un caso real:

Se localizó el cadáver de una mujer e 20 años de edad, completamente masacrado con una piedra grande sobre la cara y el cráneo, tirado sobre un arroyo de lodo y tierra; de sus manos se recogieron cabellos, que tenía adheridos con sangre seca y se le apreciaron tres uñas rotas en la mano derecha; cercano al cadáver y sobre el piso de lodo se apreciaron un llavero y una huella de pie calzado muy tenue. Después de laboriosas investigaciones, se capturó al responsable del hecho; se le apreciaron rasguños recientes en las regiones dorsales de las manos y en los antebrazos. Además, en el cuarto que habitaba, cercano al lugar de los hechos, se localizó bajo la cama un par de calzado de color negro, de hombre, con vestigios de lodo entre el tacón y la suela y se comprobó que el llavero visto y recogido cercano al cadáver pertenecía al detenido sujeto a investigación.

Las investigaciones concluyeron con éxito. Ahora se analizará como se pudo constata el “intercambio de indicios”:

  • El autor del hecho dejó sus cabellos en las manos de la víctima, su llavero sobre el piso de lodo y una huella de pies calzado sobre el piso de lodo en el lugar de los hechos.
  • La víctima imprimió sus huellas con las uñas sobre las regiones dorsales de las manos y antebrazos del victimario (rasguños).
  • Del lugar de los hechos, el victimario se llevó lodo entre el tacón y la suela de su calzado.

Por tanto se pudo establecer ciertamente el principio de intercambio de indicios entre víctima, victimario y el lugar de los hechos.

La doctrina en materia de criminalística, es unánime en cuanto a la estructura de las disciplinas que integran la criminalística en general.

Veamos al menos dos clasificaciones:

La criminalística desde su nacimiento hasta sus cultores a través de los años han aportado técnicas y  procedimientos para formar la disciplinas que se han ordenado y que las constituyen en forma científica, dándole la importancia intelectual y enriqueciéndola con nuevos conocimientos y técnicas para realizar su práctica, primero en el lugar de los hechos (criminalística de campo) y posteriormente en el laboratorio. Al hablar de criminalística, es hacer referencia a las siguientes disciplinas:

  1. Criminalística de campo.
  2. Balística forense.
  3. Documentología.
  4. Explosivos e incendios.
  5. Fotografía forense.
  6. Investigación de accidentes de tránsito.
  7. Sistemas de identificación de personas.
  8. Técnicas forenses de laboratorio (química, física y biología).

Para efectos de determinar la función y fin que cumplen la química, la física y biología, se tienen las siguientes consideraciones:

La química emplea todas las ramas de la química analítica, bioquímica, química orgánica e inorgánica, micro química. De las dos ciencias anteriores, se emplea la físico-química con la cromatografía en papel y gases; asimismo se realizan técnicas electroquímicas como la electrólisis, la electroforesis, la polarografía y la conductometría.

La física se apoya en las leyes de la materia y las que atienden a modificar su estado o su movimiento sin alterar su naturaleza.

Finalmente la biología, emplea la antropología, citología, enzimología, hematología forense, medicina forense, microbiología, sicología, serología, histología, etc.

Otra clasificación es la siguiente:

Fue la criminalística desde su nacimiento, con sus cultores a través de los años, los que aportaron  técnicas y procedimientos para formar las disciplinas que se han ordenado y que la constituyen de forma científica, dándole su importancia, enriqueciéndola con nuevos conocimientos y técnicas para realizar su práctica, primero en el lugar de los hechos y después en el laboratorio. Por ello, hablar de criminalística es hablar de todas las disciplinas que han venido a constituirla en forma general.

Objetivos o finalidades de las disciplinas de la criminalística

Es importante tener conocimiento de los objetivos particulares y específicos de cada una de las disciplinas científicas de la criminalística en general, con la finalidad de precisar las funciones de cada una de ellas.

  • Criminalística de campo: Aplica los conocimientos, métodos y técnicas con el objeto de proteger, observar y fijar el lugar de los hechos, así como para coleccionar y suministrar las evidencias materiales asociadas al hecho al laboratorio de criminalística.
  • Balística forense: Aplica los conocimientos, métodos y técnicas con el objeto de investigar con sus ramas: interior, exterior y de efectos los fenómenos, formas y mecanismos de hechos originados con armas de fuego cortas y largas portátiles.
  • Documentoscopia: Aplica los conocimientos, métodos y técnicas con el objeto de estudiar y establecer la autenticidad o falsedad de todo tipo de documentos como escritura cursiva, de molde, mecanografiadas o de imprenta, haciendo probable la identificación de los falsarios.
  • Explosivos e incendios: Aplica los conocimientos, métodos y técnicas en la investigación de siniestros producidos por explosivos o incendios, a fin de localizar cráteres, focos y además evidencias y determinar sus orígenes, formas y manifestaciones.
  • Fotografía forense: Aplica los conocimientos, métodos y técnicas a fin de imprimir y revelar las gráficas necesarias en auxilio de las investigaciones que aplican a todas las disciplinas de la criminalística.
  • Hechos de tránsito terrestre: Aplica los conocimientos, métodos y técnicas a fin de investigar los fenómenos, formas, orígenes y manifestaciones en atropellamientos, colisiones entre dos o más vehículos, volcaduras, proyecciones sobre objetos fijos y caídas de personas producidas por vehículos automotores.
  • Sistemas de identificación: Aplica los conocimientos, métodos y técnicas a fin de identificar inequívocamente a personas vivas o muertas, putrefactas, descarnadas o quemadas.
  • Técnicas forenses de laboratorio: Aplica los conocimientos, métodos y técnicas de las ciencias naturales química, física y biología a fin de realizar los análisis y manejo propio del instrumental científico, para identificar y comparar las evidencias materiales asociadas a hechos presuntamente delictuosos.

                                                                                 

Las fases de la investigación criminal son las siguientes:

  1. Conocimiento del hecho (ciudadano o autoridad).
  2. Comprobación del hecho (por lo común, personal policial).
  3. Diligencias preliminares y posteriores al hecho (grupo interdisciplinario: fiscal, investigadores, criminalistas y técnicos.
  4. Formulación de hipótesis (grupo interdisciplinario).
  5. Planeación de la investigación (grupo interdisciplinario).
  6. Recopilación y obtención de la información (investigadores).
  7. Fuentes de información (investigadores).
  8. Manejo de informantes (investigadores).
  9. Entrevistas (expertos).
  10. Análisis de la información (grupo interdisciplinario).
  11. Esquematización de relaciones (grupo interdisciplinario e investigadores).
  12. Informe y expedientes (autoridad competente).

Veamos a continuación cada una de ellas:

Conocimiento del hecho

Es la información, denuncia, flagrancia, hallazgo o manifestación que llega por cualquier medio circunstancia o conocimiento de la autoridad policial sobre la comisión de un acto delictuoso o infracción punible o supuestamente delictiva, para su posterior comprobación e inicio de las primeras diligencias.

Comprobación del hecho

Es la diligencia policial que consiste en la verificación directa en el mismo sitio de ocurrencia del hecho. El investigador debe orientarse a fin de establecer si realmente está en presencia de un acto o de la comisión de un  delito tipificado por la legislación penal vigente. Para ello es conveniente proceder con calma, sin apresuramiento y no dejándose llevar por la rutina.

Diligencias preliminares

Son el conjunto de acciones que realiza el investigador paralelas o simultáneas a la comprobación del delito, con el objeto de reunir, varias informaciones con base en denuncias, testimonios, entrevistas, etc., relativas al acto criminal que se ha suscitado, para así llegar  a la verdad de lo ocurrido por conducto de métodos, técnicas y procedimientos técnicos-científicos.

Formulación de hipótesis

La hipótesis debe ajustarse y ser coherente con la información plenamente establecida mediante el conocimiento del hecho y de las relaciones determinadas, con base en datos, y que tengan conexión con otros hechos.

El ejercicio de la formulación de hipótesis debe estar libre de cualquier suposición que tenga origen en perjuicios, sentimientos o intereses personales de los investigadores que adelantan el caso.

Formuladas las hipótesis, se ordenan de acuerdo con el grado de complejidad, es decir la que ofrezca mayor cantidad de información comprobable. Aquí se determinan cuáles requieren actividad de investigación específica y cuáles se pueden descartar.

Planeación de la investigación criminal

A partir de las hipótesis que el grupo interdisciplinario ha escogido como mejor, se desarrolla el plan de investigación en el que se establece cuales son las preguntas a las que se les está buscando respuesta. Esto significa que en el conjunto de información se identifican los vacíos que existen en la manera que van a obtener los datos que la complementan. También se debe establecer que actividades se adelantarán, quién lo van a hacer y con qué recursos se cuenta. Es importante tener presente en la planeación, en que tiempo se va a ejecutar la misión y organizar con mucho cuidado la información que constantemente se está recibiendo.

Recopilación y obtención de la información

Es el procedimiento mediante el cual el investigador utilizando diferentes métodos, acude a las fuentes para obtener la información que requiere y resolver el caso que investiga. Varía sustancialmente, pues ello depende de si la obtención se realiza como verificación o como investigación, teniendo en cuenta que en el primer caso hay limitaciones, teniendo en cuenta que en el primer caso hay limitaciones para el investigador por los amparos de reserva que tienen algunos tipos de información.

 Fuentes de información

Son consideradas como fuentes de información, las personas, cosas o lugares. Se clasifican en personas, documentos y diligencias judiciales.

Personas: figuran las víctimas, testigos, sospechosos y los informantes en general.

Documentos: videogramas, fotografías, libros, publicaciones oficiales, periódicos y revistas, boletines, facturas, comprobantes, grafitis, panfletos y además documentos de circulación cerrada de la variable de interés y los medios de comunicación (correos, apartados aéreos, fax, etc.).

Diligencias judiciales: comprende las diligencias de la Policía Judicial, prevista por la ley, como: inspecciones judiciales, allanamientos, interceptaciones, entrevistas, versión libre y espontánea, testimonios, peritazgo, entre otros.

Manejo de informantes

Los informantes son personas que suministran información sobre aspectos o temas de interés para la investigación. Por lo general no tiene ningún vínculo con la institución.

La entrevista dentro de la investigación criminal

La entrevista deberá efectuarse, hasta dónde sea posible, inmediatamente después de cometido el delito. Cada persona deberá ser entrevista en forma individual y ninguno de los sospechosos ni de testigos deben oír lo que manifiesta los demás. Es conveniente que testigos por entrevistar sobre todo lo más dignos de confianza, sean escuchados antes de entrevistar al sospechoso para que el experto en entrevista pueda estar suficientemente informado.

Análisis de la información

El investigador criminal, en conjunto con el grupo interdisciplinario deben realizar un juicioso y profundo análisis de la información que se ha recolectado durante el desarrollo del proceso investigativo.

Desarrollo investigativo

De las actividades de investigación y de las pruebas técnicas que se hayan ordenado surgen unos resultados que están consignados  en los diferentes informes que llegan al expediente. La información nueva se analiza de acuerdo de acuerdo con la ya establecida y con la hipótesis formulada. El desarrollo de la investigación es un ciclo que se repite hasta la información se va depurando, al punto que alcanzamos un conocimiento que nos facilita avanzar al siguiente paso.

Informes de investigación criminal

El informe de investigación criminal debe cumplir todos los requisitos legales y contener los principios que caracterizan el informe del policía judicial (investigador criminal) constituyéndose lo allá escrito en las bases para la práctica de pruebas útiles e indispensables que llevan al funcionario judicial a concluir sobre la certeza del hecho y la responsabilidad de los autores o partícipes.

Definiciones

Cuerpo del delito son todas las materialidades relativamente permanentes sobre los cuales o mediante las cuales se cometió el delito, así como también cualquier otro objeto que sea efecto inmediato de ese delito o que en otra forma se refiere a él, de manera que pueda ser utilizado para su prueba. A saber; los medios materiales que sirvieron para preparar o cometer el delito; las cosas sobre las que lo cometió; las huellas dejadas por el delito o por el delincuente; las cosas cuya detentación, fabricación o venta o cuya portación o uso constituye delito; las cosas que representan el precio o provecho del delito; las cosas que son el producto del delito, a un indirecto; cualquier otra cosa (no el hombre viviente) en relación con el cual haya ejercido la actividad delictuosa o que haya ejercido la actividad delictuosa o que haya sufrido las inmediatas consecuencias del delito. (Manzini, 1951, p.500).

Cuerpo del delito es todo lo que acusa su existencia. (Jiménez de Esenjo, 1952, p.444).

Por otro lado cuerpo del delito es el conjunto de elementos materiales cuya existencia induce en el juez la certidumbre de la comisión de un hecho delictuoso. (Díaz, 1987, p.35).

Asimismo debe entenderse cuerpo del delito como el ente material poco más o menos perdurable que constituyen instrumentos, el objeto o los efectos del acto criminoso. (Fenech, 1952, p.299).

Otra definición del cuerpo del delito es aquella que señala aquellos elementos materiales relacionados en forma directa o indirecta con el delito y que constituye prueba dentro de la investigación penal. (Arburola, 2000, p.5).

Por otro lado, se tiene un concepto que se aparta de la doctrina mayoritaria de definir el cuerpo del delito es la coincidencia o relación poco o más menos perfecta entre un acto del hombre que llena los elementos de la definición de delito con una cualquiera de las disposiciones de la ley penal que establece un determinado acto como infracción. Al establecer si existe o no tal coincidencia es lo que debe consagrarse el investigador y así logra establecer el mentado cuerpo del delito. (Valderrama, 1982, p. 28).

Los elementos del cuerpo del delito

Los elementos del cuerpo del delito, se pueden enfocar desde tres esferas:

  • El corpus criminis.
  • El corpus instrumentorum.
  • El corpus probatorium.

El corpus criminis

Es la cosa o persona destinataria (receptora) de la acción delictiva ejecutada por una persona determinada.

Ejemplo: -En el huerto: la cosa mueble.

              – En el homicidio: el cuerpo del ofendido o víctima.

Recordemos que la víctima participa del principio de Locard o intercambio de indicios, entendido éste como aquél en donde entre el sitio del suceso, víctima e imputado, se producirá una relación de intercambio de indicios materiales entre ellos. (Arburola, 2000, p.5).

El corpus instrumentorum

Son aquellos medios o instrumentos que utilizó el imputado o indiciado para cometer un hecho delictuoso.

Ejemplo: – El arma de fuego para ocasionarle la muerte a la víctima.

     – La ganzúa para abrir la puerta de una casa de habitación y apoderarse

de varios bienes muebles.

    – El vehículo que se utilizó para cometer el asalto a un banco.

El corpus probatorium

Son aquellos indicios materiales (rastros, vestigios, huellas) que fueron dejados por el imputado en el sitio del suceso producto de su actuar delictivo. A nivel criminalístico-probatorio se le denominan “piezas de convicción”. (Arburola, 2000, p.6).

Naturaleza probatoria

El cuerpo del delito tiene doble naturaleza probatoria:

-Material.

-Probatoria.

Desde el punto de vista material son  las evidencia físicas-materiales, que nos pueden conducir al descubrimiento de un determinado hecho punible, esclareciéndonos la forma o “modus operandi” que medió para la consumación y por medio de los mismos, se logra la identificación del o de los autores. (Arburola, 1995, p. 19).

Desde el punto de vista probatorio es todo hecho conocido y debidamente comprobado, por medio del cual a través de una operación lógica nos puede conducir al conocimiento de otro hecho desconocido. (Arburola, 1995, p. 26).

A la luz de la investigación criminal, el cuerpo del delito como indicio material y probatorio es el punto de partida de cualquier investigación criminal y penal, de ahí la importancia para la represión o no de cualquier hecho punible.

El cuerpo del delito en la investigación criminal

En toda investigación criminal ejecutada por la Policía Judicial debe ejecutarse una serie de operaciones técnicas criminalísticas en el sitio del suceso, producto del hallazgo del cuerpo del delito. En un primer momento debe acordonarse la zona dónde se ejecutó el hecho punible para evitar que curiosos alteren en forma voluntaria o involuntaria los indicios materiales  encontrados (cuerpo del delito). Posteriormente debe realizarse una inspección ocular, para proceder a la ubicación y fijación de los indicios, así como el levantamiento del acta y plano. Una vez finalizado los anteriores procedimientos se procederá al embalaje, levantamiento y etiquetado de los mismos. Por levantamiento deben entenderse como aquella operación que nos permita recoger la evidencia del sitio del suceso. El embalaje es aquella maniobra que se realiza para guardar, inmovilizar y lograr la protección de un indicio y el etiquetado es la operación final que se realiza con el fin de obtener una reseña del lugar de procedencia de la evidencia material sometida a estudio. En ésta operación cada indicio es individualizado, adjuntándose una etiqueta. (Arburola, 1992, págs. 46-47). Luego se trasladará el cuerpo del delito al laboratorio de ciencias forenses del Organismo de Investigación Judicial, con la solicitud de dictamen criminalístico, para efectos de emisión de  la respectiva prueba pericial.

¿Qué es la medicina legal?

La medicina legal es una ciencia, porque consta de un método de estudio, el cual, tiene dentro de sus características formas que van a iniciarse, etapas, procesos, etc, que van a identificar la comisión de un hecho o la alteración cometida sobre alguna persona o cosa. Es una ciencia auxiliar del derecho Penal.

Cuando se comete un hecho punible debemos determinar si estamos en presencia de un homicidio, un suicidio o de un accidente. Si estamos frente a un accidente no existe delito que sancionar, tampoco habrá delito si fuese un suicidio, en este caso lo que si podría sancionarse es la inducción para que el occiso se quitara la vida. Pero si fuera un homicidio, se deben investigar las causas en las cuales se cometió el mismo, para que se determine si ese homicidio es doloso, culposo, concasual o preterintencional, etc. Y así determinar la culpabilidad e imputabilidad de la persona que lo cometió; ya que podemos hablar de personas inimputables o con responsabilidad disminuida, lo que haría que el proceso sea diferente al de una persona que tenga pleno conocimiento de su responsabilidad penal.

Importancia de la medicina legal

La medicina legal es importante porque va a determinar si una persona está o no involucrada en un hecho punible que se haya cometido.

En la medicina legal intervienen los abogados, los jueces, los defensores públicos, etc. Y, por ello hay que determinar a través de la medicina forense lo ocurrido.

Los jueces no saben de experticias, de peritajes, los cuales se le deben llevar y explicárselos, analizárselos, detallarle por que el experto llegó a esa conclusión, para que el Juez pueda saber con certeza si está en presencia de un suicidio, de un homicidio o de un accidente; para que en base a esos elementos de juicio el Juez pueda determinar o no la responsabilidad penal de una o de varias personas involucradas en el hecho.

De igual manera la medicina legal es importante para el fiscal del Ministerio Público, por ser este quien lleva adelante el proceso penal, es decir, es quien debe realizar las investigaciones para que se pueda realizar el proceso en un acto decisivo, conclusorio o decisorio dentro del debate procesal penal, por lo tanto necesita ayudarse, auxiliarse con esa prueba pericial que le aporta la medicina legal.

También, la medicina legal es importante para los abogados, porque estos necesitan apoyarse en los exámenes peritajes o probar que los mismos desviaron el sentido de las investigaciones y si este es el caso pueden eliminar, tachar o desvirtuar el examen pericial si existen circunstancias de duda razonable que puedan probar como tal.

La medicina legal es importante para la sociedad, porque la comunidad debidamente constituida se rige por normas y el estado debe garantizar que las instituciones cumplan con sus funciones y que la comunidad sea protegida, por lo que aquella persona que cometa un hecho punible debe ser sancionada; pero, si la persona es imputable total o parcialmente debe ser sometida a medidas de seguridad especiales como sería el caso de los orates o de los locos que deben ser recluidos en sanatorios especiales.

¿Quién realiza las experticias o los exámenes periciales, quienes llevan las pesquisas?

Los realiza el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC); a través de expertos forenses, que pueden ser: médicos forenses, expertos contables, trabajadores (obreros, caporales, maestros de obra, etc.), expertos valoradores de objetos preciosos, como obras de arte, joyas, etc.

el objeto de estudio de la medicina forense

El objeto de estudio de la medicina forense es el hombre; porque es sobre el hombre sobre quienes se cometen los hechos delictivos y es el hombre también quien comete el hecho punible; que también pueden ser cometidos sobre sus objetos o cosas que le pertenecen. Lo que quiere decir, que la medicina legal tiene su radio de acción, de aplicación o de estudio sobre las personas, objetos y cosas; por ejemplo, se pueden robar un vehículo y en dicho acto dañarlo, caso en el que el hecho punible se estará cometiendo sobre un objeto.

El hombre puede ser tanto sujeto activo como pasivo en la comisión de un delito o hecho punible.

De lo que hemos dicho podemos conceptuar a la medicina legal como: La parte de la medicina que fundamenta una serie de conocimientos médicos y biológicos, que pueden ayudar a esclarecer un hecho punible.

Clasificación de la medicina legal:

  • Tanatología forense;
  • Psiquiatría forense;
  • Criminalística;
  • Deontología;
  • Asfixiología;
  • Toxicología;
  • Obstetricia;
  • Ginecosexología;
  • Traumatología forense;

Estas son ramas de la medicina general que ayudan en el esclarecimiento de los hechos punibles.

1)La Tanatología Forense:

Se encarga de tolo relacionado con la muerte, con el cadáver.

¿Por qué es importante la Tanatología Forense?

Es importante porque cuando muere una persona se deben cumplir con ciertos requisitos que son de estricto cumplimiento: A las 24 horas después de fallecida una persona debe procederse a su inhumación (entierro), tiempo que se puede abreviar o extender dependiendo de ciertos requisitos; como pudiera ser el caso de aquellos personajes que por su importancia son expuestos (velados) en capilla ardiente, en virtud de su desempeño en la parte económica, política, religiosa, cultural, deportiva, etc. Pero puede darse el caso contrario también, es decir, que haya que apresurar la inhumación del cadáver, producto que su deceso pudo deberse a una enfermedad infectocontagiosa que pudiera dar origen a una epidemia; o como pudiera ser el caso de aquellos cadáveres localizados cierto tiempo después de fallecidos y se encuentran en estado de descomposición avanzado.

La Tanatología forense nos dice que según el Reglamento de Parques y Cementerios, hay un período de 24 horas para inhumar un cadáver; pero que lo mismo, no es estricto ya que como dijimos puede ser extendido o abreviado dicho tiempo, dependiendo de las circunstancias.

Cuando las personas fallecen, sus cadáveres pasan por etapas post morten que pueden ser diferentes: pueden ser etapas conservativas o etapas destructivas, una excluyente de la otra; puesto que el cadáver no se puede corromper y a la vez conservar, por lo que, se conserva o se corroe (descompone) lo cual dependerá de la contextura del cadáver, el lugar donde fue inhumado, la urna, sarcófago o cofre donde fue inhumado, la ropa con la que fue vestido, etc; de todo esto se encargará la Tanatología forense.

Las etapas conservativas por las que puede pasar un cadáver son: La Saponificación y la Momificación. Lo cual deberá investigarse a través de un estudio de las causas en las que falleció la persona, el tiempo que lleva fallecida y/o que ha estado momificada, el elemento o la sustancia que le provocaron la muerte; todo lo cual podrá comprobarse técnica o científicamente. Pudiera darse el caso que la persona en vez de pasar por la etapa de momificación haya pasado por un embalsamamiento, el cual puede ser natural o artificial; sirva como ejemplo el caso de la religiosa venezolana María de San José, que después de más de treinta años de inhumada, cuando sus restos mortales iban a ser exhumados para ser trasladados a otro lugar, se pudo constatar que el cuerpo estaba totalmente conservado, no habiendo sido ni embalsamada ni momificada; para lo cual se deben haber conjugado, además del elemento religioso, las condiciones de su inhumación, el tipo de suelo donde se inhumó (arenoso, arcilloso, etc.)el nivel freático del suelo, el tipo de sarcófago (metal, madera, etc.).

Las etapas de corrosión, destrucción, corrupción, canibalismo, etc; también deben determinarse. Si esa etapa de destrucción es inmediata a la muerte e inhumación de la persona, porque la persona puede ser inhumada aún con oxigeno o sin oxigeno. De todos modos en el cuerpo, en el cadáver se crearán larvas internas y en el cadáver habrán animales o fauna anaeróbica, es decir, en ausencia de oxigeno, que se van a formar y que van a descomponer y destruir el cuerpo para pasarlo a esa etapa destructiva como sería la esqueletización como tal hasta llegar a la disecación. Lo último que queda de un cadáver, con el tiempo, son los cabellos y el hueso más largo del cuerpo (el fémur) que es el de la pierna, por treinta o cuarenta años.

En la Tanatología forense lo importante es investigar:

El tiempo en que se va a inhumar.

El tiempo en que se va a extender el lapso de inhumación.

Los procesos cadavéricos, que son procesos aeróbicos; que se hacen antes de fallecer, es decir, en el último momento del respiro; o anaeróbicos cuando ya no hay presencia de oxigeno en la persona fallecida. En estos procesos anaeróbicos tomaremos en cuenta también el descenso de la temperatura, es decir, el enfriamiento cadavérico, la rigidez cadavérica, las algas o fauna marina que se puedan observar cerca o en el lugar; el caso específico de los animales que pueden darse en estas circunstancias que generalmente es una mosca verdosa, que puede colocar sus huevos y los va a reproducir en el cadáver en que los haya colocado, pasado el tiempo podrá determinarse también alguna sustancia venenosa, el tipo de veneno que se le suministró a la persona para causarle la muerte, no importa si es mucho el tiempo que haya pasado desde el deceso hasta la práctica de la prueba pericial.

Otra circunstancia que tenemos en la Tanatología forense está referida a la exhumación, que puede darse en dos casos específicos:

a) por traslado a otra fosa; y,

b) por orden judicial.

Para el traslado es necesario un permiso emitido por el prefecto a la persona encargada del cementerio donde se encuentra inhumada el cadáver de la persona. Mientras que la exhumación por orden judicial, bien sea por que se desconocen las causas de la muerte o por que no se conoce su identidad, etc; puede motivar que el Juez de la causa determine que se proceda a abrir la urna o sarcófago y se practique la autopsia, que por lo general se practica en el mismo lugar donde el cadáver de la persona está inhumado, a menos que sea necesario realizar una prueba química que no pueda ser hecha en el campo santo, lo que puede requerir que éste sea llevado o parte de su tejido al laboratorio, donde deba realizarse la prueba y posteriormente a su realización se devuelvan los restos a su lugar de descanso a menos que necesariamente deban quedarse en el laboratorio.

La exhumación y su posterior re inhumación traerán como consecuencia que el experto forense determine la causa que provocó la muerte o que se sepa cual es la identidad de esa persona fallecida; lo cual servirá como partida de defunción y será prueba fehaciente de la causa que provocó el deceso de la persona, lo que dará como consecuencia que la data de la muerte determine el tiempo probable en que se produjo la muerte de dicha persona.

La data de muerte significa el tiempo aproximado en que falleció una persona, desde que tuvo su última inspiración o consumo de oxigeno hasta el momento en que se produjo la muerte como tal.

Otra cosa que tomará en cuenta la Tanatología forense es la entrega de la partida de defunción y del certificado de defunción, los cuales deben saber diferenciarse uno del otro. El certificado de defunción es el expedido por el médico tratante o el médico forense, en el se determina la causa de la muerte de la persona; lo cual, sólo tiene validez médico legal; puesto que la que determina la situación de la personalidad jurídica de la persona que ha muerto es la partida de defunción, la cual es entregada por la primera autoridad civil de la jurisdicción o prefectos; esta partida de defunción, es una constancia donde se va a ratificar a través de expertos, determinados por ellos, las causas de la muerte, que van a refrendar y en la cual van a colocar nombre y apellido, edad, estado civil, último domicilio, hijos, los hijos que hubieren premuerto, orden de su nacimiento; etc, para poderla asentar dentro de las estadísticas que a tal efecto se llevan en las prefecturas, tanto de natalidad como de mortalidad, como sería este caso.

2)La Criminalística:

Es la ciencia que estudia lo que tiene que ver o está relacionado con las pesquisas (investigación, indagación para descubrir algo o cerciorarse de su realidad o circunstancia) policiales. El criminalista es el experto que trabaja con el CICPC.

La criminalística va a estudiar todos los objetos, elementos, sustancias y personas que puedan ayudar en el esclarecimiento de un hecho. Por ejemplo; si el hecho punible se produjo con arma de fuego, se debe buscar y encontrar dicha arma de fuego; si el hecho se produjo por ahorcamiento o envenenamiento, circunstancia que se determinará de acuerdo con la prueba respectiva.

Cuando se comienza una investigación policial no se descarta ninguna hipótesis: Accidente, suicidio, homicidio; lo cual significa que en caso de accidente, por ejemplo, se va a desvirtuar de dicho caso si hay lesiones, violaciones, o cualquiera otra circunstancia que pueda llegar a determinarse.

La criminalística estudia hechos, sujetos y objetos que están involucrados en un hecho punible.

3)La Deontología Forense:

Está referida a la ética profesional; lo cual significa que el profesional que está realizando la investigación; que puede ser un médico, un ginecólogo, un psiquiatra, un médico forense, un experto contable, un perito evaluador, un experto de tránsito, etc; se presume actúa de manera imparcial, es decir, que lo que registra en su informe pericial es cierto, es verdadero y que el mismo tiende a determinar y a demostrar que se cometió un hecho punible y que probablemente las personas involucradas son terceros, una nueva persona, etc.

La Deontología forense trata de que el resultado pericial sea la verdad verdadera; pero la misma puede ser desvirtuada por circunstancias posteriores. Si este es el caso y se desvirtúa una prueba pericial; ese experto tiene que ser tachado como testigo en el debate procesal penal, porque su prueba pericial no es confiable, no es válida, está viciada; por lo que habrá que realizar otra.

4)La Traumatología Forense:

No significa solamente las lesiones que nos damos en los huesos; sino que, significa toda lesión o menoscabo realizado en el cuerpo humano, que generalmente se va a investigar si fueron cometidos usando armas de fuego, armas blancas u objetos contundentes.

La traumatología forense significa todos los traumas ocurridos, cometidos o llevados a cabo en el cuerpo humano; bien sea por un accidente de tránsito, por lesiones auto infringidas o propinadas por un tercero; por un intento de suicidio o por un homicidio. La Traumatología forense lo que trata de indagar es el objeto con el cual se cometió el hecho punible, en cualquiera de las tres vertientes (accidente, Suicidio u homicidio).

La traumatología forense investiga si la lesión se produjo con un arma de fuego, un arma blanca (objeto cortante, punzante o punzo cortante) un objeto contundente (piedras, palos) o por objetos que poseen una fuerza física inherente a su condición como pueden ser la pared, la puerta; un objeto que generalmente lo que produce en el cuerpo humano son lesiones que no tienen ni abertura ni sangrado; por lo tanto son lesiones cerradas, que se producen de manera interna, como son por ejemplo, los chichones, los hematomas que no se abren, no se cortan, no sangran externamente, pero que internamente producen una lesión que puede incluso llegar a ser mortal, como sería una lesión en un órgano vital (hígado, corazón, riñón, baso), que como consecuencia de dicha lesión pueden presentar desprendimiento y causar la muerte.

Las lesiones se pueden producir por objetos hacia los cuales sean lanzados las personas como, por ejemplo; el precipicio, el piso, la carretera, un poste, una pared; por el impacto de un vehículo, etc, que puede producir trauma, que comúnmente escuchamos mencionar como traumatismos craneoencefálicos cerrados o abiertos; caso en el cual podremos hablar de la herida contusa, la herida del hematoma; las heridas con derrame linfáticos, sin derrame y en el caso de las armas blancas nos referiríamos a heridas cortantes, punzantes y punzocortantes; y para el caso de las armas de fuego, pueden ser heridas a contacto; heridas a próximo contacto y heridas a distancia; todas las cuales podrán ser determinadas por el experto o forense; y además se determinará si las lesiones se produjeron en vida o post morten.

5)La Psiquiatría Forense:

El sujeto activo debe ser capaz mentalmente y responsable penalmente, para que pueda ir al debate procesal penal. No se puede llevar a juicio a una persona inimputable o con una imputabilidad disminuida. El loco, el orate, no puede ser llevado a un debate procesal penal; pues el propio Código Penal indica que estas personas deben ser llevadas y recluidas en hospitales psiquiátricos y sometidas a medidas de supervisión y vigilancia.

En la psiquiatría forense para ser imputado e ir a un debate procesal penal se necesita capacidad de discernimiento, ser responsable y la psiquiatría forense determinará si la persona se está haciendo pasar por loca o si realmente está loca.

6)La Asfixiología Forense:

Existen dos clase de Asfixiología o de muerte por asfixia: Las asfixias mecánicas y las asfixias clásicas, estas últimas clínicas sin relevancia dentro del estudio de la medicina forense, porque generalmente las personas padecen de una enfermedad que hace presumir que su muerte se va a producir producto de esa circunstancia; como serían por ejemplo una enfermedad coronaria, obstrucciones en las arterias o artereoesclerosis, etc. La que si es objeto de estudio de la medicina legal son las asfixias mecánicas, que son producidas por objetos extraños, que no son inherentes al cuerpo humano, como serian el ahorcamiento, la estrangulación, la sumersión y la sofocación. Lo que nos puede llevar a estar en presencia de un suicidio; de un homicidio, caso en el cual habrá que desvirtuar esa conducta, determinarla, analizarla, para podernos cerciorar si efectivamente la asfixia se produjo por un tercero o es un caso de suicidio.

El ahorcamiento es más frecuente en los hombres, independientemente si se está en la parte rural o urbana y puede llevarse a cabo con un mecate, una media, una correa, un nailón, una manguera, etc. La persona consigue un objeto con el cual va a realizar una opresión de la traquea, de manera completa o incompleta; simétrica o asimétrica.

El ahorcamiento será completo, cuando ningún objeto impide que la persona caiga sobre todo el peso de su cuerpo y se encuentre aislado totalmente de algún objeto serían mesas, silla, muebles, etc.

Será incompleto el ahorcamiento cuando ha tenido un punto de apoyo como las piernas, “el pompis” (las nalgas), de un costado, etc.

El ahorcamiento es simétrico cuando el nudo donde está el ahorcamiento se realiza en la parte anterior o en la parte posterior de la traquea.

El ahorcamiento será asimétrico cuando el nudo se ubica a los lados del cuello, de la cabeza; el surco es incompleto ya que el nudo no le permite que sea completo como en el caso anterior.

En las personas que mueren por ahorcamiento se observa: amoratamiento, el síndrome de los simsón, es decir que se le brotan los ojos, pueden mostrar un poco la lengua; el hombre puede tener laceraciones producto de las convulsiones de ese ahorcamiento; además erecciones y eyaculaciones; puede tener la persona desprendimiento de la cabeza del tronco, como consecuencia del tiempo colgado o del peso del cuerpo del individuo.

Si es un suicidio, el cuerpo de la persona lo determinará (los cadáveres hablan); si es un homicidio el surco determinará la posición para que sepamos si la persona murió en otra forma, lo cual determinará si la escena del crimen ha sido cambiada o alterada para hacer ver que fue un suicidio y no un homicidio; cuando otras circunstancias permiten evidenciar que si fue un homicidio; o un homicidio por ahorcamiento producto de una lucha y defensa.

La estrangulación a mano o a lazo no podrá dar como consecuencia un suicidio, por que para ello la persona no debería perder el conocimiento como ocurre en estos casos y por lo que la persona no termina por cumplir con su objetivo. En el estrangulamiento a mano los dedos pulgares marcados en el cuello de la víctima determina la posición del atacante.

La diferencia del estrangulamiento a lazo y el ahorcamiento es que en el primero hay un surco totalmente completo, porque el nudo no divide el círculo como en el ahorcamiento que el nudo si divide ese circulo.

El estrangulamiento a mano se determina por la marca de los dedos presentes, o por los estigmas producto del desespero por quitarse el lazo o los dedos del cuello.

Sumersión o ahogamiento:

Puede ser accidental, suicida u homicida. Los ahogamientos accidentales se dan en personas que sufren de ataques epilépticos y cuando les sobreviene el ataque caen en esas grandes extensiones de agua como serían océanos, mares, lagos, lagunas, ríos, etc, por lo que la persona muere por sumersión. En caso de ser suicida la persona generalmente deja una nota donde explica su determinación.

En las personas que mueren por sumersión se observan: Enfriamiento de la piel, la cual se le pone “de gallina” “de viejito”, color naranja, tanto la palma de la mano como la planta del pie pierden su pigmentación y se tornan totalmente blancas, se le observa una telilla en los ojos, se consiguen rastros de líquido en su aparato digestivo y la persona va a tener desgarros en la parte exterior de su cuerpo producto de la alta mar o bajamar, si estaba cerca de rocas y se le observarán mordeduras de peces sobre la piel.

La persona que muere por sumersión siempre sale a la superficie (flota) producto del líquido que ha consumido.

La Sofocación: Es otro tipo de Asfixiología. Es el término de la aireación, producto de un obstáculo externo o interno, provocado o intencional. Ejemplo, la asfixia por sofocación por confinamiento, sirva de ejemplo el caso de los vigilantes privados que murieron por sofocación encerrados en una cava; La asfixia por sofocación por confinamiento significa cerrar toda entrada de aire, de oxigeno y la persona muere producto de un aceleramiento de su corazón; la persona va a sudar demasiado, producto de la adrenalina y como consecuencia va a tener un desmayo, pero antes de desmayarse buscará desesperadamente por donde respirar, por eso es que se observan raspaduras en sus manos, en sus pies y en sus rodillas, porque busca lograr un hueco, un espacio por donde respirar.

La sofocación también puede darse por obstrucción de las vías aerorespiratorias de boca y nariz; que puede ser accidental u homicida. En el caso de los recién nacidos, generalmente es accidental, cuando se quedan dormidos boca abajo, o se asfixian con un pañal o una almohadita; o el peso de la madre le impide al niño respirar, por lo que se notará en la parte de la boca, de la nariz, de sus mejillas, ciertas lesiones. En caso de que sea intencional se encontrarán hematomas producto de las uñas.

También por sofocación producto del CO2 (dióxido de carbono) de los vehículos; o producto de la incorporación u oclusión de objetos extraños, que puede ser accidental como en el caso de los niños que se atragantan un caramelo redondo, un mamón, una canica, etc. o cualquier objeto que se coloque en la traquea e impida el normal flujo de corrientes de oxigeno.

El Sepultamiento: En este caso se van a encontrar sobre las personas lodo, arena, que ha tapado sus vías aerorespiratorias y se consigue el elemento o el objeto por el cual ha sido sepultado, sirva de ejemplo el caso de la tragedia del Estado Vargas donde muchos compatriotas murieron sepultados.

7)Toxicología Forense:

Se lleva a cabo generalmente en las mujeres suicidas, para suicidarse sin dañarse el físico, lo cual hacen consumiendo barbitúricos o sustancias venenosas (gramozone – campeón); u otros, como serían los envenenamientos por ácido sulfúrico, ácido nítrico, etc.

En la toxicología debe hacerse un análisis de la víctima en sus partes digestivas, para ver cual fue el objeto o sustancia que le provocó la muerte a la persona y las cantidades que le suministraron o pudo haber consumido.

8)Obstetricia Forense:

Hablamos de la circunstancia que puede tener como consecuencia la determinación de la paternidad; quién es el padre de la criatura; también se encarga de determinar el tiempo de duración de un embarazo; si estamos en presencia de un aborto, de un embarazo deseado o no deseado producto de una violación; y, además, de los tipos de embarazos que pueden ser de dos formas: La forma normal, consecuencia de la relación heterosexual hombre mujer; con consentimiento o sin consentimientito producto de una violación o por medio de una intervención quirúrgica o inseminación, que también puede ser de dos formas: inseminación in vivo y la inseminación in Vitro.

Inseminación in vivo, es cuando a la mujer se la lleva al laboratorio y se le fecunda el óvulo y queda embarazada.

Inseminación in Vitro, es cuando a la mujer se le extrae el óvulo, el cual posteriormente es fecundado en un laboratorio y una vez fecundado se le introduce nuevamente a la mujer a su aparato reproductor, a su cuerpo.

Tipos de parto:

Parto inadvertido: Es aquel que se presenta cuando la mujer está en estado de trance producto de una narcosis o de una hipnosis.

Parto post morten: Producto del parto la mujer ha fallecido por lo que hay que inducirle el parto, lo cual se hará, produciendo una compresión vaginal o mediante una cirugía post morten.

Embarazo o parto reciente: La mujer presenta la vulva recrecida, enrojecida, ensangrentada, por lo que hay que practicar un curetaje si no ha expulsado la placenta.

Embarazo antiguo: La mujer tiene signos de cicatrización, se le está desinflamando la vulva, ya no presenta sangramiento y pueden localizarse rastros de cicatrices en la parte vaginal y estrías en el abdomen.

El antiguo infanticidio era la muerte de recién nacido que de acuerdo con el Derecho Civil, eran las personas que acababan de nacer hasta los veinte días posteriores a su nacimiento y no hubieren sido registrados en el Registro Civil. Pero, el actual TSJ, determinó que debía eliminarse el nombre de infanticidio y el mismo fue asimilado como un homicidio puro y simple; por lo tanto ya no puede hablarse de infanticidio, sino de homicidio en recién nacido o en persona neo natal.

En el caso de la ginecoobstetricia vamos a conseguir el aborto que es un delito, y solamente está permitido en caso de aborto terapéutico.

Cuando hablamos de ginecología y de obstetricia forense se van a dar lo de las denominadas enfermedades sexuales.

En el caso de la Ginecosexología se estudian los delitos sexuales como la violación, que es un delito y como tal debe ser sancionado; creando conciencia para que el mismo se denuncie y no quede impune.

Otra circunstancia en la Ginecosexología es la determinación de la honestidad de la persona; en el caso de la mujer, si esta era virgen al momento de la violencia física sobre ella, es decir, durante la violación. Cuando se habla de virginidad existe un parámetro que la mide, que es el himen o membrana que recubre la cavidad vaginal y que al ser desprendida tiene como consecuencia que se ha cometido una violación con desfloración, lo que significa que la mujer era reconocidamente honesta o que poseía su membrana himeneal; pero puede ser que la mujer no haya tenido desfloración, porque no haya tenido desgarramiento de la membrana himeneal, lo que indicará que ya había tenido relaciones sexuales o porque posee el denominado himen complaciente o elástico. La violación puede tener como consecuencia un embarazo no deseado o generar una conducta de desviación sexual o de parafilia, como serían:

  • La gerontofilia, desviación sexual que consiste en el placer sexual que se experimenta con personas mayores de sesenta años o de la tercera edad.
  • La pedofilia: Placer sexual con niños menores de edad, sobre todo, con edades comprendidas entre siete y diez años.
  • El exhibicionista: Se satisface sexualmente mostrando sus genitales (el loco Hugo)
  • La satiriasis: Hombre con elevado apetito sexual; en este caso la media sexual de la mujer no es suficiente para satisfacerlo sexualmente.
  • La ninfomanía: Es la contraparte de la satiriasis del hombre en la mujer; es decir, mujer con elevado apetito sexual y la media sexual del hombre tampoco la satisface sexualmente.
  • La necrofilia: Es la satisfacción del deseo sexual con cadáveres.
  • La urofilia: satisfacción del deseo sexual con la orina.
  • La copofilia: Satisfacción del deseo sexual con heces.
  • La Benofagia: Satisfacción del deseo sexual con sangre menstrual.
  • El Vampirismo: Satisfacción del deseo sexual con cualquier tipo de sangre.
  • El Travestismo: Usar prendas íntimas propias del otro sexo.
  • El boyerismo: Personas que se satisfacen con objetos de la persona amada, como una pantaleta, un sostén, etc.
  • El triolismo: Persona que se satisface sexualmente con las relaciones entre tres personas, lo que consolida al menos una desviación, porque deberá haber siempre dos personas del mismo sexo, por lo que entrará en dicha relación el homosexualismo o el lesbianismo.
  • El Sadismo: Es la persona que se satisface infringiéndole daño a la otra.
  • El Masoquismo: Se satisface cuando se le propina daño a su persona.
  • Estas personas tienen que convivir juntas, para poder satisfacerse mutuamente. En el caso del sadomasoquismo se pueden producir lesiones y hasta la muerte de alguna persona.
  • La Zoofilia: Relaciones sexuales con animales como única forma de satisfacerse sexualmente.
  • La Parafilia es una conducta no esporádica sino permanente. Es decir, la desviación sexual o parafilia es toda conducta distinta a la relación heterosexual hombre – mujer.

EVOLUCIÓN HISTÓRICA Y ESTADO ACTUAL DE LA MEDICINA LEGAL:

La medicina legal no es nueva, ella viene de tiempos inmemoriales. De hecho, en el tiempo de los antiguos Faraones y del antiguo Egipto se vivió la etapa de las momificaciones. Los arqueólogos han descubierto tumbas antiquísimas, donde a las personas que allí eran inhumadas se les colocaba esencias, aceites; lo que les permitió desarrollar de manera empírica la momificación, la conservación o el embalsamamiento.

La cesárea: Viene de la época del Imperio Romano, cuando iba a nacer el futuro César, emperador de Roma, si su madre moría en trabajo de parto y había que salvar al futuro César, a ésta se le practicaba una incisión, por lo que a esta incisión se le llamó cesárea